El concejal colorado de Mariano Roque Alonso, Walberto Zárate fue imputado en la fecha por la fiscal Stella Mary Cano, tras haber “rociado” en los ojos a funcionarios de salud con detergente. El hecho ocurrió el pasado 8 de mayo.

Zárate había concurrido a la municipalidad y al llegar al lugar los profesionales de blanco le solicitaron que cumpla con los protocolos sanitarios para combatir el COVID-19, que se desinfecte las manos, pero el edil se negó.

Cuando le insistieron que debía ajustarse a las medidas, Zárate tomó uno de los envases de aerosoles que contenía desinfectantes, y roció en la cara a los médicos. Ante el hecho, fueron trasladados a un centro asistencial ya que la sustancia irritante les produjo lesiones en los ojos.

Lea también: Obras fallidas o inconclusas: “Si hay problemas no hace falta cerrar rutas”, dijo Abdo

En el alegato de imputación, se argumenta que la acción del concejal no solo es una contravención al protocolo sanitario, sino que se encuadra dentro de la figura de agresión a personal del servicio público. El colorado ya cuenta con una larga lista de episodios en los que se le acusa de hechos de violencia.

ANTECEDENTES

Walberto Zárate había sido destituido de su cargo de inten­dente de la Municipalidad de Mariano Roque Alonso por malversación de fon­dos. Fue acusado de desviar alrededor de 12.000 millones de guaraníes pertenecientes a la comuna. El año pasado, fue denunciado por la madre de un hijo en común por violencia familiar.

Te puede interesar: Fuertes críticas hacia “líderes” campesinos que extorsionan al Gobierno

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar