El jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, consultado de manera directa por los periodistas sobre su análisis acerca del Operativo Tormenta que resultó en el abatimiento de tres miembros del grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), dijo: “Sinceramente estos operativos no nos resultan muy cómodos. Que haya violencia entre paraguayos y ver que entre paraguayos tengamos que llegar a este grado de violencia, no es satisfactorio”.

“Fueron tiros de muy larga distancia y a la noche”, informó el presidente para dar a entender la formación de capacidades en la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y en particular el de sus francotiradores. Resaltó que en una primera instancia llegaron directamente en su campamento, y en esta ocasión los abatieron en una emboscada gracias al trabajo de inteligencia.

Nota relacionada: ¿Quién es Lucio Silva?, presunto abatido del EPP

“Capacidad lenta, pero capacidad en fin”

“Esto demuestra también la capacidad lenta, pero capacidad en fin, que se va construyendo”, dijo Abdo sobre el accionar de las Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC). Asimismo reiteró queno puedo decir nunca que estamos contentos porque hay paraguayos muertos, hay familias de luto hoy en nuestro país”. Hizo un llamado explícito a cambiar la “metodología de la lucha” y a través un “debate dialéctico” sobre qué tipo de sociedad construir.

“Estrategia terrorista”

“Es parte de la estrategia del terrorismo debilitar el prestigio de la Fuerza de Tarea Conjunta, no solo acá sino en todo el mundo, así funciona la estrategia terrorista”, aseveró. Indicó asimismo que desde el 2014 no se tenía un enfrentamiento armado con este “grupo terrorista” y resaltó que en este año tuvieron 7 bajas entre sus filas. Remarcó que la prioridad de su gobierno es traerle con vida a los secuestrados Oscar Denis, Edelio Morínigo y Félix Urbieta.

Sobre el veto

Consultado acerca de las reacciones en contra del veto total a la ley que transferiría las inversiones sociales de las binacionales Itaipú y Yacyretá al Presupuesto General de la Nación (PGN), el presidente dijo: “Yo no soy abogado, pero hay una prelación por la pirámide de Kelsen y por orden de prelación, un tratado no puede ser modificado por una ley”.

“Hay dos sentencias, una sentencia de la Corte Suprema de Justicia del Paraguay y la del Tribunal Superior del Brasil haciendo la interpretación de que ninguna ley de nuestros países puede estar por encima de un tratado internacional. Yo me veo en la obligación de vetar una ley que es inconstitucional y que puede lesionar construcción de acuerdos con países vecinos que tienen la misma interpretación”, concluyó.

Te puede interesar: Ejecutivo veta transferencia de inversiones sociales de binacionales al PGN

Dejanos tu comentario

11H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar