Durante una conferencia de prensa, el coronel Félix Díaz, comandante del Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI); el capitán Óscar Chamorro, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC); el comisario Nimio Cardozo, director Antisecuestro de la Policía Nacional; el fiscal Federico Delfino y el médico forense Pablo Lemir fueron los encargados de presentar los detalles de la operación realizada por agentes de la FTC en la zona del Cerro Guazú, departamento de Amambay.

La identidad de los fallecidos fue confirmada por el equipo forense del Ministerio Público y agentes de Criminalística de la Policía Nacional. Se trata de Lucio Silva (62 años), Esteban Marín López (36) y Rodrigo Argüello (24).

El capitán Chamorro comentó que alrededor de las 20:00 divisaron las siluetas de un grupo de personas en la zona, quienes se desplazaban trasladando lo que parecía ser equipos pesados. En ese momento los integrantes de la FTC se identifican y reciben disparos como respuesta, tras lo cual respondieron hasta que se produjo una disminución de la cantidad de disparos.

“Ellos estaban avanzando con gran distancia entre hombre y hombre, abarcando una gran cantidad de espacio, y posiblemente estimamos que eran entre 7 y 8 personas las que integraban el grupo, todo eso de acuerdo a lo que cada integrante del operativo pudo divisar”, explicó Chamorro.

Lea también: Criminales abandonaron mochilas y celulares que podrían tener informaciones sobre Óscar Denis

“Luego de eso avanzan y se encuentran con tres cuerpos uniformados tendidos en el suelo. En ese momento dieron aviso a sus superiores y se quedaron en el lugar asegurando el perímetro y aguardando la llegada de las autoridades pertinentes”, explicó el comandante de la FTC.

Muertos por la Operación Tormenta

El médico forense Pablo Lemir explicó que el cuerpo de Lucio Silva presentaba 4 impactos de balas, todos realizados desde larga distancia, uno de los cuales impactó en un miembro inferior, lo que le ocasionó rotura de la arteria femoral y le produjo la muerte por desangramiento.

Esteban Marín López recibió un total de 3 impactos de arma de fuego, uno de los cuales ingresó en el tórax y le produjo la muerte por asfixia. Por su parte, Rodrigo Argüello recibió dos disparos de arma de fuego, uno de ellos en la cabeza con orificio de entrada y salida.

Es un grupo diferente

“El grupo que cometió el secuestro de Óscar Denis y Adelio Mendoza es parte de un grupo que se separó días antes del grupo principal, por lo que se descarta que el secuestro del exvicepresidente haya sido una represalia por la muerte de dos menores, días antes”, respondió el fiscal Delfino ante la consulta si se esperaban represalias del grupo criminal ante los resultados de la Operación Tormenta de la FTC. “Presumimos que el señor Denis continúa con vida”, agregó el representante del Ministerio Público.

Le puede interesar: ¿Por qué Rafael Filizzola aparece en una foto con Lucio Silva, presunto abatido del EPP?

Lucio Silva

Llevaba casi 20 años dentro del grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y actualmente dos de sus hijos (Jorgelina y Samuel) forman parte de la banda criminal. Un tercer hijo, de nombre Claudelino, perdió la vida durante una de las operaciones que llevó a cabo la FTC durante el secuestro de Arlan Fick en abril del 2014.

Silva es sindicado como uno de los fundadores del grupo criminal y fue integrante de la banda de Choré. Estuvo detenido durante tres años por el delito de intento de robo, posterior a su liberación apareció en el sector de Arroyito como dirigente campesino y posteriormente pasó a conformar el brazo armado del EPP.

Ha participado en todas las actividades delictivas del grupo y cuenta con 9 órdenes de captura por diferentes hechos delictivos, entre ellos homicidio doloso, secuestro, privación ilegítima de la libertad, asociación terrorista, coacción grave, tentativa de homicidio y robo frustrado.

Lucio Silva llevaba casi dos décadas dentro del grupo criminal. Foto: Gentileza.

Esteban Marín López

Conocido dentro del grupo criminal como “Teniente Rafa” y es uno de los tres principales cabecillas del EPP. A su cargo se encontraba la célula denominada por los criminales como la Brigada campesina de ajusticiamiento de matones de estancias y también la Brigada indígena de matones de estancias.

Estas células han realizados asesinatos selectivos, además compone el anillo de seguridad más alejado y su función principal es el cobro de impuestos revolucionarios. No se conoce de familiares de Marín López dentro de la estructura armada criminal.

El abatido contaba con 15 órdenes de captura por asociación criminal, homicidio doloso, secuestro, toma de rehén, privación de la libertad, terrorismo, asociación terrorista, tentativa de homicidio doloso y también apología del delito. Es la persona más importante desde el punto de vista táctico y operacional del grupo armado.

Esteban Marín López, uno de los más sanguinarios integrantes del grupo criminal. Foto: Gentileza.

Rodrigo Argüello

Llevaba 3 años dentro de la estructura criminal y al igual que Esteban Marín Lopez, era miembro de la Brigada campesina de ajusticiamiento de matones de estancias.

El 22 de julio del 2017, su madre denunció que sus hijos Rodrigo y Jhony Argüello fueron secuestrados por sus mismos hermanos, Luciano y Benicio, que para la fecha ya eran miembros activos del EPP, por labores de inteligencia militar se ha confirmado que las personas denunciadas como secuestradas hacen parte del brazo armado. Argüello posee una orden de búsqueda y localización emitida por la Fiscalía de la Unidad Nº 2 de la ciudad de Horqueta, departamento de Concepción.

Rodrigo Argüello llevaba 3 años dentro de la estructura del EPP. Foto: Gentileza.

Evidencias

Entre las evidencias recogidas por la FTC, luego del enfrentamiento con el grupo criminal en la zona del Cerro Guazú, departamento de Amambay, fueron hallados chalecos tácticos, trampas “cazabobos”, cuaderno diario de sus operaciones, prendas con la inscripción EPP, armas de fuego, documentación, así como fusil M4 robado a los militares. También fue recogida una bomba de fabricación casera, dinero en efectivo y distractores de huellas.

También se encontraron alimentos no perecederos, miel de abeja y agua en bidones. Cada mochila pesa alrededor de 30 kilos, según explicaron en la conferencia de prensa.

Parte de la evidencia hallada tras el enfrentamiento. Foto: Gentileza.


Un total de 6 billetes de 100 dólares y 101 billetes de 100.000 guaraníes, forman parte de las evidencias recogidas en el lugar. Foto: Gentileza

Le puede interesar: Velázquez pide aniquilar sin complacencia a grupos criminales como el EPP


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar