La armonía reflejada el sábado en la convención colorada se dio como cierre y broche de oro de la Operación Cicatriz, iniciada por el Dr. José Alderete. A partir de ahora, las elecciones municipales serían el tema de extrema prioridad para la Asociación Nacional Republicana (ANR).

Los movimientos de amplia mayoría como Honor Colorado y Colorado Añetete también permitieron que la visión partidaria pueda consolidarse, según lo expresó el senador Silvio Ovelar. Pero el armonioso resultado de la decisión de los convencionales no es lo que reflejan las bancas en el Senado, eso responde a que las figuras políticas tienden a trazar su propio itinerario.

Lea más: Desbande en las bancadas de la ANR en el Senado, por disgustos políticos e intereses personales

Aunque la disidencia dentro de la ANR siempre fue fuerte, las posturas se agudizan ahora. “La disidencia va a haber, ahora hay compañeros que tienen su propio itinerario, no escapa que Enrique Riera busca figuración o espacio de cualquier manera, es difícil llegar a acuerdos con compañeros con esas características”, añadió Ovelar.

Aunque reconoce que “el Partido Colorado siempre ha tenido bloques oficialistas y disidentes, no es nuevo hoy en el Senado hay vertientes diferentes, ojalá se pueda conversar tener bancada unificada”, expresó el senador.

Leé más: La convención consolidó la concordia y la gobernabilidad, sostiene Ovelar

Por otra parte, sobre el senador Juan Afara, quien también se mostró disconforme con la prórroga de mandato de Pedro Alliana al frente del partido, explicó que “forma parte de Añetete, pero a veces se disgusta cuando se lo invita a formar concordia, porque tiene su criterio diferente”, describió.

De igual forma, sostuvo que “nunca muestra todas las cartas, tiene una posición híbrida, no sé cuál va a ser su posición el día de mañana”, sentenció. Aunque figura como parte del oficialismo partidario y acompaña al gobierno de Mario Abdo, “en proyectos como estos marca diferencia y distancia, es una posición de él, no quiero profundizar”, recalcó.

Añetete

El movimiento del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, pasó de tener 10 legisladores leales a su línea política a contar con solo 4 senadores. El cuestionado Rodolfo Friedmann, imputado por denuncias de corrupción; Silvio “Beto” Ovelar, Blanca Ovelar y Martín Arévalo, quien se mantiene en el bloque debido a que cuenta con aspiraciones para llegar a la intendencia de la ciudad de Asunción.

Mientras que de este bloque, meses atrás Enrique Bacchetta, quien se desempeñaba como líder de la bancada, comunicó su distanciamiento por disgustos políticos y personales con Abdo Benítez.

También Juan Afara y el presidente del Congreso Nacional, Óscar “Cachito” Salomón, se sienten excluidos del proceso denominado Concordia Colorada, cuya finalidad es impulsar la unidad partidaria.

Te puede interesar: PLRA seguirá con la línea de persecución contra afiliados que no respondan a Alegre

Dejanos tu comentario

14H

Prohibir la circulación de dos personas sobre las motos, ¿evitará asaltos de motochorros?

Click para votar