Desde el distrito de Yabebyry, en el departamento de Misiones, el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, en reemplazo de Mario Abdo Benítez, quien se encuentra en reposo médico en Mburuvicha Róga; dijo que les trae el saludo, el cariño y el afecto del señor presidente de la República, y que “no es otra cosa que la consecuencia del arduo trabajo que día a día está haciendo en beneficio del Paraguay”.

Luego, el vicepresidente Velázquez, intermediador del Acta Bilateral del 2019, indicó que la orden del presidente Mario Abdo fue y sigue siendo: “que las dos entidades binacionales terminen de ser feudo de barones de Itaipú y Yacyretá y que el pueblo paraguayo sienta el compromiso de mejorar la calidad de vida”. Resaltó la capacidad de las binacionales de mejorar la vida. “No es casualidad, es orden del presidente de la Republica”, aseveró el vicepresidente.

El discurso de Hugo Velázquez fue en el marco de la inauguración de las obras de revitalización de la plaza central “San Francisco Solano” de la ciudad de Yabebyry, ejecutadas por la Itaipú Binacional, y entrega de aportes por parte del Gobierno Nacional.

Leé también: Presidente se descompensó y guarda reposo en Mburuvicha Róga

El presidente fue reemplazado por el vicepresidente en el acto en el distrito de Yabebyry, en Misiones. Foto: Gentileza.

“Nadie vino a calentar la silla”

Ante las autoridades presentes Velázquez dijo: “Ninguno de los presentes vienen a calentar la silla”. Así justificó la presencia de la ministra de Turismo, de la ministra del Trabajo, del ministro de Urbanismo Vivienda y Hábitat, y el presidente de la Ande. En esa misma línea citó al director de Yacyretá, al ministro de la Juventud, al gobernador de Misiones, a los concejales y otras autoridades presentes.

Velázquez, con grandilocuencia, dijo que a pesar de los problemas económicos y sanitarios, hoy el Paraguay es el país que mejor está posicionado en la región a nivel económico. Repitiendo así la retórica del presidente Abdo, que en cada alocución insiste en mencionar que los dos años de gobierno de la dupla fueron duros, con sequía, incendios, recesión económica, turbulencias políticas y pandemia.

Finalmente, si bien a su criterio, dijo que no hace uso de la palabra generalmente, envió fuerzas a su compañero de trabajo, Mario Abdo, y que le desea que se mejore pronto.

Te puede interesar: La unidad partidaria debe ser para todos los sectores, dice Afara

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar