El senador del Partido Patria Querida (PPQ), Stephan Rasmussen, sostuvo que el Paraguay va camino al default acompañado de un mal manejo del dinero y en medio de denuncias por corrupción, tras la aprobación de dos proyectos ejecutivos que contemplan nuevas deudas con el fin de reactivar la economía ante la crisis sanitaria por el COVID-19.

“Se abrió la canilla de la deuda en la Cámara de Senadores. Se aprobó nueva deuda de 175 millones de dólares teniendo 3.500 millones de dólares en ejecución y se le dio un cheque en blanco de administración de bonos al Ejecutivo por 2.500 millones de dólares. Camino al default con malgasto y corrupción”, sostuvo el parlamentario.

Lea también: Emotiva charla entre el premier israelí Benjamín Netanyahu y Horacio Cartes

Proyectos aprobados por el Senado

Los senadores, principalmente del movimiento Colorado Añetete, algunos liberales, así como del Partido Democrático Progresista (PDP) aprobaron la emisión de deuda de unos US$ 47 millones para el Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH) para la construcción de viviendas sociales en el marco del programa Fondo Nacional de la Vivienda Social (Fonavis).

Al respecto, los senadores Fernando Silva Facetti y Sergio Godoy habían puntualizado que dicha cartera cuenta con varias denuncias de sobrefacturación, razón por la cual sentaron la postura de rechazo.

Te puede interesar: Incautación de cocaína: “Los responsables estarán guardados en algún sitio”

Mientras que para la financiación de los programas sociales se aprobó una nueva deuda de hasta US$ 125 millones a través de créditos con organismos internacionales. Del total, US$ 50 millones serán para financiar el Pytyvô 2.0, unos US$ 8 millones para los programas de Tekoporâ, Mi almuerzo escolar, Abrazo y para Conectividad.

Así también, del total de esos recursos, US$ 50 millones irán para los fondos del Instituto de Previsión Social (IPS) para financiar los gastos del seguro social en un 80% y para los gastos corrientes un 20%. En el artículo 4º establece que el IPS podrá solicitar al Banco Nacional de Fomento (BNF) o a otras entidades del sistema financiero nacional la apertura de líneas de crédito, con el objetivo de financiar requerimientos temporales derivados de la disminución de los ingresos por aportes.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar