La Cámara de Senadores aprobó los dos proyectos de ley que formaban parte del plan de recuperación económica a causa de la pandemia del COVID-19. Ambos tienen que ver con emisión de deuda para un plan de viviendas sociales, mientras que el segundo está enfocado al eje de protección social. Ahora pasa a la Cámara de Diputados para su estudio.

El proyecto establece la aprobación de una emisión de deuda de unos US$ 47 millones para el Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat para la construcción de viviendas sociales en el marco del programa del Fondo Nacional de la Vivienda (F’ONAVIS).

Lea más: Senador Barrios no apoya nueva deuda para viviendas sociales

Mientras que para la financiación de los programas sociales se aprobó una nueva deuda de hasta US$ 125.000.00 a través de créditos con organismos internacionales. Del total, US$ 50 millones será para financiar el Pytyvô 2.0, unos US$ 8 millones para los programas de Tekoporâ, Mi almuerzo escolar, Abrazo y para Conectividad.

Así también, del total de esos recursos US$ 50 millones irá para los fondos del Instituto de Previsión Social (IPS) para financiar los gastos del seguro social en un 80% y para los gastos corrientes un 20%. En el artículo 4º establece que el IPS podrá solicitar al Banco Nacional de Fomento, o a otras entidades del sistema financiero nacional, la apertura de líneas de crédito, con el objetivo de financiar requerimientos temporales derivados de la disminución de los ingresos por aportes.

Leé también: Silva Facetti no acompañará más préstamos para el Ministerio de la Vivienda

Mientras que unos US$ 17 millones irán para las gobernaciones, los mismos serán distribuidos en partes iguales para cada una de ellas. Estos recursos podrán ser utilizados para gastos corrientes hasta el 20% y como mínimo el 80% para gastos de capital, dando preferencia a la industria nacional, a la mano de obra local y a las empresas que se encuentran en el territorio departamental.

Pendientes dentro del plan

El proyecto postergado fue el que busca una deuda de US$ 120 millones impulsar para capitalizar el desarrollo, a través de un aporte estatal al Fondo de Garantías del Paraguay (FOGAPY), al Fondo Ganadero (FG) y el Crédito Agricola de Habilitación (CAH) con la finalidad de aumentar el acceso al crédito, para a cubrir necesidades de capital operativo e inversiones.

También queda pendiente de estudio el que implica la aprobación de uno de los préstamos en este caso sería por US$ 57 millones de los Estados Unidos, para la inversión en infraestructura que estará a cargo del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Te puede interesar: Patria Querida exige al Gobierno su plan para deuda ya aprobada

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar