Comunidades indígenas de tres departamentos llegaron ante la sede la de Fiscalía de Caaguazú para manifestarse por la imputación de dos nativos por haber denunciado a un empresario de la zona. El líder de la movilización, Wilson Almirón, explicó que el objetivo principal es que el presidente Mario Abdo hable con ellos. “Él tiene la lapicera para resolver nuestro caso”, expresó.

Consideran que la imputación no tiene sentido, ya que ellos son los denunciantes. Sostienen además que la fiscala de la causa es Norma Salinas, cerró la causa y los imputó sin una investigación previa alegando que realizaron una denuncia falsa. Sostienen que agreden la integridad y la autonomía de la comunidad. La movilización es para demostrar la indignación de los nativos respecto al actuar de la Fiscalía, expresó vía Caaguazú Noticias Digital.

En junio pasado, el líder Porfirio Gayoso y Víctor Sosa, miembros de la comunidad Jaguary de J. Eulogio Estigarribia (ex Campo 9 de Caaguazú) denunciaron la presunta explotación de niños indígenas por parte de colonos menonitas de Sommerfeld. Los denunciantes fueron detenidos por la policía el 13 de julio; y se indica que hubo una amenaza de procesamiento a su abogada patrocinante, Elizabeth Alcaraz.

Nota relacionada: Denuncian explotación sexual de niños indígenas en J. Eulogio Estigarribia

El líder de la movilización Wilson Centurión. Foto: Archivo

Leé también: Para bancada de HC, Cuevas no debe volver a su banca

Varios fueron los jóvenes nativos de los departamentos de Caazapá, Caaguazú y Guairá, que desde tempranas horas, iniciaron cortes intermitentes de la Ruta PY02 a la altura del kilómetro 179. Prevén continuar con las medidas de fuerza. El jefe comisario Juan José Alonzo informó que no se produjo ningún incidente en la movilización, a pesar de los pequeños desbordes, informó.

Centurión indicó que se encuentran representantes de más de 60 comunidades de los tres departamentos y reiteró que uno los requerimientos principales también tiene que ver con la participación indígena como funcionarios dentro del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI). Fue claro al reiterar que no es una cuestión de víveres, sino de participación en la gestión de educación, salud y agricultura. Piden que los nativos sean contratados para los trabajos.

“Los machetes y las azadas ya no son la solución”, expresó el líder para explicar que lo que buscan es participación en la solución a los temas que les afectan. Indicó que el compromiso de parte del INDI es de hacer llegar el pedido de los nativos a los 3 poderes del Estado para que se pueda llegar a un camino para la solución de los problemas.

Te puede interesar: Joaquín Roa liderará coordinación para prevención de incendios

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar