Obdulia Florenciano pidió compasión a los criminales autodenominados Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), solicitando informaciones respecto al paradero de su hijo, el suboficial Edelio Morínigo, quien se encuentra privado de su libertad desde hace 6 años.

La mujer se acercó esta tarde hasta la base de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), ubicada en la zona norte del país, ocasión en la que mencionó que: “Te extrañamos mucho, estamos sufriendo, te necesitamos hijo querido, te extrañamos mucho. Por favor señores del EPP, tengan por nosotros compasión en esta lucha que estamos llevando, cuenten por favor o envíen una carta, en dónde está mi hijo, señores del EPP”.

Florenciano dialogando con el coronel Félix Díaz, Comandante del Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI). Foto: Ángel Flecha.

Lea también: “Si Friedmann zafa, vamos a perder todo tipo de vergüenza”, dice Riera

Además dialogó con el coronel Félix Díaz, comandante del Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) a quien expuso algunas de sus inquietudes y pidió una respuesta del Estado.

Actualmente doña Obdulia se encuentra encadenada en el sitio exigiendo la presencia de algunas de las autoridades del Gobierno. Los agentes le informaron que el pedido podría concretarse mañana. Sin embargo, Florenciano no aceptó y anunció que empezará junto con un grupo de ciudadanos y familiares a quemar cubiertas en las inmediaciones de la base militar como una señal de protesta ante la falta de resultados y de informaciones sobre el paradero de su hijo.

Te puede interesar: Campesinos piden al Estado tierras recuperadas del crimen organizado

Dejanos tu comentario

10H

Miguel Cuevas ¿debería ocupar nuevamente su banca en Diputados?

Click para votar