La mamá del suboficial Edelio Morínigo, Obdulia Florenciano, mantuvo una fuerte discusión con el ministro del Interior, Euclides Acevedo, quien se comunicó con ella tras el reclamo de un trato desigual en el caso de su hijo y el exvicepresidente de la República, Óscar Denis.

“Minuto a minuto veo lo que pasa en la televisión y así no podemos vivir en nuestro país, no podemos. El ministro del Interior le dijo a un comisario que me pregunte cuánto quiero de dinero para callarme, así mismo dijo por mí y quiero que los medios pasen para que me escuche”, cuestionó la madre del suboficial secuestrado.

Te puede interesar: Hoy se cumple una semana del secuestro de Óscar Denis

Sostuvo que ella no quiere dinero y solo pide un trato igualitario con el caso de Edelio Morínigo y el exvicepresidente de la República, Óscar Denis. Destacó que no hay vuelta atrás en su decisión de crucificarse. También solicita que expertos internacionales ayuden en la búsqueda del suboficial.

El ministro del interior llamó a doña Obdulia y le reclamó las declaraciones hechas en su contra y negó que él haya pedido a un comisario para preguntarle cuánto dinero quiere para callarse.

Podés leer: Digna Morilla: destacada representante de la mujer indígena

“No soy una persona que tiene malos tratos, no dije nada a nadie, no necesito decirle nada a nadie. Vos te equivocaste porque sin saber pusiste en mi boca cosas que yo no dije, yo no tengo miedo de vos”, dijo Euclides Acevedo con un tono subido de nivel.

La discusión continuó y doña Obdulia le respondió al ministro del Interior que ella tampoco le tiene miedo y que con amenazas no va a conseguir nada con ella. “No me llames para amenazarme, no vas a conseguir nada así, tampoco te voy a aceptar que seas argel conmigo porque esa es tu forma de ser. No pienses que sos una gran persona por tener zapatos lindos, estás muy equivocado”, arremetió doña Obdulia.

Nota relacionada: Madre de Edelio convoca a movilización “por trato desigual” sobre caso de su hijo

El suboficial Edelio Morínigo fue secuestrado el 5 de julio del 2014 por el grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y hasta el momento nada se sabe de su paradero.

Dejanos tu comentario

15H

La Ley de Informconf aprobada ayer ¿ayudará de alguna manera a reducir el desempleo?

Click para votar