El ministro del Interior, Euclides Acevedo, manifestó que el Poder Ejecutivo decidió aumentar el despliegue de fuerzas militares y policiales en el norte del país, con el objetivo principal de rescatar con vida a los secuestrados por el grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

“Quiero manifestar en primer lugar que el prudente silencio del Gobierno ha sido resultado de un acuerdo estratégico con las fuerzas de seguridad del Estado y de las familias de los secuestrados”, indicó este lunes Acevedo, luego de una reunión con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en el Palacio de López.

El alto funcionario de Gobierno reveló que se ha ordenado el aumento de la presencia de las fuerzas combinadas en el Norte, para la búsqueda y rescate de los secuestrados. “La orden presidencial es el rescate con vida de los secuestrados y eso lo hemos hecho en coordinación con las familias de los secuestrados”, afirmó.

“Vamos a ir informando gradualmente”

El ministro solicitó comprensión debido a que existen informaciones de carácter sensible que no pueden compartir, pero aseveró que apenas se tengan novedades sobre el operativo, informarán al respecto. “Tenemos la misma bronca y ansiedad de todos ustedes. Vamos a ir informando gradualmente en la medida que avance esta operación de despliegue y saturación en el Norte”, agregó.

Por otra parte, con relación al grupo de indígenas que ayer domingo ingresó al monte en búsqueda del joven Adelio Mendoza, Acevedo rechazó de que esto se haya realizado sin la coordinación con las fuerzas de seguridad. “Muy al contrario. Tanto indígenas como la Fuerza de Tarea Conjunta trabajan juntos. Es más, el papá de Adelio Mendoza se ha montado en un helicóptero acompañando a las fuerzas de seguridad en la persecución de los secuestrados”, dijo.

Podés leer: Familia de Óscar Denis reitera pedido de vía de comunicación y prueba de vida

En la última parte de la conferencia, consultado sobre los plazos impuestos por el EPP para la liberación de presos a cambio de entregar a los secuestrados con vida, el secretario de Estado afirmó que “los plazos que vengan de manera exógena no le van ni le vienen al Gobierno”.

“El Gobierno tiene su propia agenda y la ley y la Constitución no nos permiten más que otra cosa que el ejercicio coercitivo del poder acorde a las leyes. El Estado paraguayo no puede hacer eso (con relación a la liberación de presos). La Constitución no nos permite. Es un pedido de cumplimiento imposible, desde el inicio se sabía eso”, culminó.

Leer más: Víveres rechazados: “No estamos de acuerdo con la metodología a través de la violencia”

Dejanos tu comentario

9H

Tras la apertura de fronteras muchos apuntan a la posibilidad de reabrir aeropuertos ¿cree que es conveniente?

Click para votar