Nuevamente el ministro de Salud estuvo en escena toda esta semana. Y, a diferencia de los meses anteriores, cuando tenía el apoyo de la ciudadanía, desde hace un tiempo está siendo muy criticado por su gestión al frente de la cartera de Estado.

En el mes de marzo, cuando se anunciaba el inicio de una cuarentena total en el país tras la confirmación de los primeros dos casos de COVID-19, las aguas por las que navegaba el capitán del barco, Julio Mazzoleni, se mostraban más tranquila que en la actualidad.

Los gremios de médicos que al principio acompañaron la decisión del Gobierno pronto comenzaron a reclamar, pues el ansiado fortalecimiento del sistema sanitario no fue posible. Las expectativas fueron bajando cuando las promesas se volvieron un espejismo, por lo que no tuvieron otra opción más que sentar postura en contra del Ministerio de Salud.

Lea más: Médicos denuncian que deben reutilizar equipos de protección ante mal manejo de insumos

Gremios de profesionales de blanco reclaman herramientas para enfrentar el anunciado pico de la crisis sanitaria. Foto: Gentileza

Una tripulación unida con la misma bandera blanca representativa, exigió los insumos médicos prometidos, los equipamientos necesarios, y manifestaron su decepción en la gestión de compra y distribución de los mismos. “Estamos consternados, azorados e indignados ante los informes de colegas médicos de varias zonas del país por el decepcionante manejo de las compras y distribución de insumos para la salud”, expresaba el pronunciamiento del Círculo Paraguayo de Médicos.

Tan solo 6 meses bastaron para que las aguas del capitán empiecen a ser turbulentas, con un equipo que presiona ante el hartazgo de una ciudadanía que ya no acompaña a su capitán, reclamos a los que Mazzoleni se mostró indiferente y solo exigió seriedad en los cuestionamientos “sean serios, hagan denuncia puntual”, expresó a su equipo de médicos.

Te puede interesar: Mazzoleni responde a gremios de médicos sobre falta de insumos: “Sean serios, hagan denuncia puntual”

Abdo todavía apuesta todas las fichas por su ministro de Salud, quien es cuestionado por los gremios y la opinión pública que está cansada de las exigencias. Foto: Archivo

“Desde el nivel Central, en base a nuestra planificación, no tenemos ningún problema en equipos de protección individual, en aquellas áreas donde hay déficit o que haya que asumir dificultades, nosotros no solamente lo hemos hecho, sino que hemos sido los primeros en manifestar eso”, sostuvo el ministro.

La presión social también en estos meses dejó de lado los grandes logros con los que se embanderaba el gobierno, que en principio fue reconocido mundialmente por las medidas sanitarias acertadas, aplicadas al inicio de la pandemia, que derribó hasta a los más fuertes sistemas sanitarios del mundo. Hoy, con un anuncio nebuloso que se habla de nuevas restricciones, la figura de Mazzoleni ya no tiene el mismo peso que ayer, para obedecer el pedido y es sumamente cuestionado.

Leé también: Por solicitud de médicos: Senado convoca a Mazzoleni y extenderá invitación a Abdo

Julio Mazzoleni, Mario Abdo Benítez y Guillermo Sequera. Foto: Presidencia.

Esta situación también se reflejó en el debate del Senado cuando los partidos de oposición criticaban las gestiones llevadas por su administración. Mientras, otros insistían con darle el voto de confianza como el propio presidente de la República, Mario Abdo Benítez quien no se cansa de tirar las fichas por su ministro de Salud.

Ante un pico anunciado que nunca llega, en el Senado se lanza una convocatoria al ministro y a todos los gremios médicos, incluso con una invitación extendida al mandatario Mario Abdo para calmar los ánimos y replantear estrategias. Ahora el capitán de Salud no solo se tiene a su paso aguas turbias, sino también una tormenta que recién empieza y una tripulación que no perdona.

Tema relacionado: “El pico llegó”, Paraguay está entrando a la tormenta del COVID-19, afirma viceministro

Dejanos tu comentario

9H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar