Desde el gremio de la Cámara Nacional del Cannabis Industrial del Paraguay (Cannapy) denunciaron que existen irregularidades sobre la autorización del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), encabezado por el ministro Rodolfo Friedmann, para el cultivo de cáñamo en más de 300 hectáreas.

Al respecto, Juan Carlos Fischer, uno de los directivos del gremio, mencionó que se podría considerar que la actitud del Gobierno Nacional busca apañar el monopolio con relación al cultivo del cáñamo.

En este sentido, agregó que existe un descontento generalizado en el campo sobre esta situación, atendiendo que el plan fue beneficiar a los pequeños agricultores; sin embargo, se está dando un monopolio sobre la siembra del cáñamo.

Te puede interesar: Relaciones entre Paraguay e Israel “siguen firmes”, asegura embajador paraguayo

“Nuestro socio principal, que es el Estado, maneja este tema de forma confidencial, creo que la empresa puede ser privada, hasta respetamos que tenga su propia estrategia, pero el Estado y el Gobierno deben compartir toda la información con nosotros. Es como si existiera un monopolio y encima el Gobierno apoya el monopolio”, sentenció.

Se trata del plan de cultivo de cáñamo anunciado en un decreto del Poder Ejecutivo, sobre el cual se reglamentó la autorización de la importación de los 10.000 kilos de semilla que estaban destinadas a sembrarse dentro de la agricultura familiar campesina a 2 hectáreas por familia para la obtención de granos (alimento).

En este sentido, Fischer cuestionó que la siembra de cáñamo se haya autorizado solo para una empresa, en una estancia de Capiibary, sin que la misma haya cumplido con los requisitos establecidos en el decreto presidencial.

“El manejo discrecional tanto del decreto presidencial como la resolución, hay una empresa que ha pasado los límites y no ha cumplido con absolutamente nada de lo que prometió el ministro (Friedmann) a los agricultores”, relató.

Podés leer también: “Ley Informconf”: López Arce valora avance y espera aprobación en Diputados

Cuestionan obtención de semillas

Fischer explicó que la Cámara Nacional del Cannabis Industrial del Paraguay (Cannapy) nuclea a diversos productores, agricultores y gremios de campesinos que estaban preparados para cultivar de acuerdo a lo establecido por el MAG; sin embargo, desde la propia institución se autorizó la plantación en una sola propiedad para la obtención de semillas.

“La objeción comienza ahí, por cuanto la importación de la semilla llega para la obtención de granos, y una semilla para la obtención de grano no puede ser utilizada en un semillero. Eso puede inclusive hasta echar toda esa campaña y promesas que se hicieron de un producto que realmente podría beneficiar al país”, mencionó el titular de la Cannapy.

Agregó que las semillas que son importadas deben ser analizadas en un ensayo por el Instituto Paraguayo de Tecnología Agropecuaria (IPTA), el cual aún no emitió un informe final para la plantación. Mientras tanto, la respuesta del MAG es que se autorizó un ensayo privado.

“Peor todavía porque el Senave (Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas) tiene un protocolo para hacer la semilla. Supongamos que se hace todo bien, entonces nos están ocultando la información”, refirió.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar