El Comité Nacional de Refugiados del Brasil (Conare) dictaminó revocar de la categoría de refugiados, a los compatriotas Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán, quienes poseen el estatus de exiliados políticos desde el 2003. Con seis votos a favor y una abstención, finalmente el Conare dejó sin refugio político a los hombres investigados por secuestro en nuestro país.

Con la anulación de esta disposición legal, los tres ciudadanos paraguayos, acusados de planificar y secuestrar a la empresaria María Edith Bordón en noviembre del 2001, serán extraditados para rendir cuentas a la justicia paraguaya.

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, anunció y celebró a través de su cuenta de twitter el fallo a favor del Estado Paraguayo. “Celebramos la decisión del CONARE que ha dictaminado hoy la revocación de estatus de refugiados de Arrom y Martí. El Paraguay vuelve a apuntar otra victoria histórica!”, tuiteó el mandatario.

La revocatoria fue planteada por el Estado paraguayo, por lo que este viernes se reunieron los 8 miembros representantes del Ejecutivo brasileño, organizaciones no gubernamentales y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), en Brasilia.

Por su parte, el Ministerio Público aseguró que “arbitrará todos los medios necesarios para acelerar el proceso de extradición desde el Brasil de Arrom, Martí y Colman, a fin de que puedan ser sometidos al Juicio Oral en el caso de Secuestro de la señora María Edith Bordón, tras cese de status refugiados”.

El pasado 4 de junio se dio a conocer la resolución de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), donde rechazaba la demanda contra el Estado paraguayo promovida por Juan Arrom y Anuncio Martí por secuestro y tortura. Es decir, absolvió de toda culpa y pena al Paraguay, de las supuestas torturas sufridas por los recurrentes.

Asimismo, mediante este fallo favorable, el proceso de extradición de Arrom y Martí seguirá su curso. Los tres procesados serían cap­turados, hasta tanto se termine el proceso.