La diputada Ramonita Mendoza señaló este martes que ya no volverá a utilizar vehículos de la Cámara Baja. Además, aseguró que lo ocurrido días pasados fue "un error involuntario".

"Admito que cometí un error involuntario. Pido disculpas a la ciudadanía y prometo que no volverá a ocurrir, ya no utilizaré para nada más el vehículo de la Cámara de Diputados", señaló la diputada, en comunicación con la 780 AM.

La parlamentaria admitió que usaba la camioneta de la Cámara de Diputados por motivos particulares, a pesar de que cuenta con vehículos de sus propiedad y que en varias ocasiones se hizo cargo del mantenimiento.

Sostuvo que fue la tercera vez que el dirigente asesinado utilizó el rodado y no es funcionario de la Cámara de Diputados, pero trabaja con ella y por esta razón le prestaba la camioneta.

A disposición del Ministerio Público

"Yo no nunca le he hecho daño a nadie y el que nada debe, nada teme. El pueblo decidirá si merezco un castigo o no por lo que sucedió", agregó la legisladora por el departamento de Concepción.

Mendoza resaltó igualmente que el rodado quedó a disposición del Ministerio Público para las investigaciones y una vez que finalicen las pesquisas, pagará la reparación y luego devolverá a la Cámara de Diputados.

Días pasados delincuentes mataron a balazos al precandidato a concejal por el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Carlos Sosa Farías, mientras se trasladaba a bordo de una camioneta Chevrolet, en Concepción.

El rodado pertenece a la Cámara Baja y estaba en poder de la diputada Ramonita Mendoza. El fallecido formaba parte del equipo político de la parlamentaria.

Lea también: Pocos diputados devolvieron vehículos tras mandato de Velázquez

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar