Este martes, se graduaron niños y niñas del programa Hippy Paraguay que con amor y paciencia de sus padres llegaron satisfactoriamente a la meta que se propusieron hace dos años. Se trata de 25 chicos que accedieron al programa gracias a empresas que apostaron para que los hijos de sus colaboradores formen parte de Hippy.

Según Laura Duarte, directora del programa Hippy Paraguay, hasta la fecha unas 600 familias formaron parte de este proyecto que ayudó a que los padres y madres formen a sus hijos en la primera infancia desde sus casas. De este número de familias más del 90 % aseguran que han dedicado tiempo de calidad a sus hijos en esta etapa tan importante de sus vidas.

“Las familias que forman parte del programa han indicado que mejoraron sus relacionamientos parentales después de dos años del programa. El 80 % nos cuentan que están leyendo libros con sus hijos, saber que tantas familias están priorizando la lectura diaria es un gran logro y la gran bandera que estamos llevando con Hippy Paraguay”, expresó Duarte en entrevista con La Nación/Nación Media.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Confirmó que los 25 egresados se formaron gracias a las empresas Comercial el Cacique, Kemsa y Aero Centro SA, que apostaron a favor de la educación de los hijos de sus colaboradores. “En el contexto de responsabilidad social empresarial las empresas adquirieron el paquete de Hippy para sus colaboradores. De esta forma activaron la motivación en los trabajadores y aseguraron que los hijos de estos trabajadores van a tener más chances de llegar a la educación formal con más preparación”, refirió.

Hasta la fecha unas 600 familias formaron parte de este proyecto que ayudó a que los padres y madres formen a sus hijos. Foto: Emilio Bazán

Lea también: Ante alerta por dengue, lambareños recurrirán a la justicia por inmuebles descuidados

Tiempo de calidad

Laura indicó que con este programa buscan que la educación de los niños y niñas no solo recaiga en manos de las instituciones educativas o las tecnologías, sino que haya el acompañamiento de los padres. “Hippy está para dar las herramientas a los padres y de esa manera puedan acompañar realmente a sus hijos y les regalen tiempo de calidad para su desarrollo”, apuntó.

Resaltó que la primera infancia es muy importante y que los padres estén presentes deja un aprendizaje significativo muy importante en ellos. “El mayor regalo para los hijos es el acompañamiento de los padres en la primera infancia. No hay aprendizaje más significativo que el que viene de papá y mamá, porque pasan por el corazón”, puntualizó.

Insto a más sectores de la sociedad a apostar por la primera infancia para formar a aquellas personas que será lideres el día de mañana. Apuntó que una estimulación oportuna en esta ventana de tiempo podrá cambiar el futuro de los chicos y darles mayores oportunidades de desarrollar su mayor potencial. También, enfatizó sobre la importancia de tener suficientes horas de sueño y una buena nutrición como elementos fundamentales para el desarrollo del cerebro de los niños. “Toda acción por y para la primera infancia es una inversión para el futuro del país”, concluyó.

Podés leer: Fallido intento de asalto deja como saldo a la víctima herida y un delincuente muerto

Hippy está presente en Luque, Cambyretâ, Paraguarí y Chaco. Foto: Emilio Bazán

Sobre Hippy Paraguay

Duarte recordó que el programa Hippy está presente en varios países del mundo y que hace tres años se instaló en Paraguay. Este programa educativo internacional consiste en visitas domiciliarias, donde tutores comunitarios trabajan con los padres para que ellos impartan la educación en el hogar; en cinco áreas del desarrollo: el lenguaje, alfabetización, matemáticas, ciencias y motricidad. “Los padres deben tener tiempo de una hora por semana para ser instruidos y 25 minutos por día para impartir las clases”, apuntó.

Confirmó que el mayor número de chicos y padres que forman parte de Hippy está en la ciudad de Luque, pero que también están presentes en Cambyretâ, Paraguarí y Chaco. “En cada ciudad hay alrededor de 30 familias, en Luque tenemos un volumen más grande porque tenemos el primer proyecto de la Fundación Ramón T Cartes es el colegio Arambé. Institución por la cual ya han pasado más de 300 niños y con Hippy estamos cubriendo todos aquellos niños que corresponden a la franja de 2 a 5 años”, manifestó.

Podés leer: Caacupé 2023: Policía Nacional pone en marcha plan de seguridad

Más del 90 % de las familias aseguran que han dedicado tiempo de calidad a sus hijos. Foto: Emilio Bazán

Dejanos tu comentario