Unas 177 familias de la zona del Bañado Sur de Asunción se vieron afectadas por la intensa tormenta que se registró en la noche de ayer. Desde el municipio de Asunción se encargaron de brindarles asistencia luego de los daños sufridos en sus viviendas precarias.

Esta mañana se llevó a cabo una tarea de verificación y control de daños luego de los destrozos provocados por el fuerte temporal que azotó a varios puntos del departamento Central, incluyendo a la capital.

En Asunción, dicha tarea estuvo a cargo de cuadrillas de la Dirección General de Gestión de Reducción de Riesgo (DGGRRD) de la municipalidad, que realizaron un recorrido por distintos barrios, incluyendo el sector correspondiente a los bañados norte y sur.

Le puede interesar: Unas 35 cuadrillas con más de 100 funcionarios de la Ande trabajan para reposición total del servicio

El conteo arrojó un número de 177 familias que fueron afectadas por la tormenta en el Bañado Sur. En su mayoría, quedaron con las viviendas destechadas a consecuencia de los fuertes vientos que se hicieron sentir anoche.

De acuerdo al reporte, la zona de afectación abarca desde el cerro de Lambaré hasta el Bañado Tacumbú, pasando por el barrio Santa Ana, Divino Niño, Villa Colorada, Belén, San Cayetano, 17 Lujan, el Porvenir y el barrio Caacupemí.

Desde Jukyty en el Centro Municipal 10 y en la Fracción Primavera se asistió a las familias. También se verificó la situación de afectados en el bañado Tacumbú y en la zona del barrio Sajonia, mencionó Nidia López, directora general de Reducción de Riesgo.

Los funcionarios municipales trabajaron arduamente para colaborar con la reconstrucción de las viviendas precarias, proveyendo los materiales e insumos necesarios para el efecto. Hasta cerca del mediodía, ya se había llegado a 120 familias, por lo que se prevé que para la noche se alcance a la totalidad de los damnificados.

Lea también: Instan a apoyar la conservación del hábitat de los “tiríka” de nuestro país

En paralelo, también se reportaron 20 casas de material que quedaron destruidas a causa del fenómeno meteorológico de anoche. Recién para esta tarde se logró la reposición del servicio de energía eléctrica en estas comunidades.

Afortunadamente, la tormenta no arrojó heridos ni víctimas que lamentar, provocando solo daños materiales que pudieron ser resueltos a través de la gestión municipal y el apoyo tanto de los damnificados como de sus vecinos.

Los trabajos continuarán el día de mañana, prosiguiendo con la entrega de materiales como terciadas, clavos, alambres, puntales y chapas, así como también frazadas y colchones para ayudar a aquellas familias que perdieron todas sus pertenencias.

Dejanos tu comentario