Desde el comedor de niños Mitã Renda, de la ciudad de Mariano Roque Alonso, departamento Central, apelan a la solidaridad de la ciudadanía para que siga funcionando y de esa manera que unos 150 niños y adultos en situación de vulnerabilidad reciban el almuerzo y la merienda diariamente.

En este sentido, necesitan de productos no perecederos como azúcar, harina, fideos, arroz, poroto, verduras y frutas para que puedan seguir brindando el servicio alimentario a los niños de la humilde comunidad. La señora Cirila Beatriz Cabrera es la encargada del comedor y su contacto es el (0981) 886-866 para quienes tengan la posibilidad de colaborar con esta noble causa.

“Tengo 75 niños que meriendan a la tarde, pero nosotros damos 150 platos de almuerzo por día, porque son niños, abuelos y personas con discapacidad. Necesitamos un poco de ayuda para seguir entregando un plato de comida y un vaso de leche cada día a estas personas, solicitamos productos no perecederos, estoy sin insumos”, señaló Cabrera en comunicación con La Nación.

Lea más: Advierten sobre aumento de cuadros respiratorios en niños y adultos mayores

También, con las bajas temperaturas que se registran en estos días, la señora Cirila pidió la donación de abrigos, medias, calzados de invierno y frazadas para los niños, niñas y adultos mayores que acuden al comedor.

“Estamos en invierno y vemos que nuestros niños están desprotegidos en esos días de mucho frío, algunos pequeñitos vienen con zapatillas cuando se registran entre 8 y 10 grados de temperatura, y eso nos llena de dolor, pero tampoco tenemos para proveerles. Necesitamos principalmente abrigos, calzados para niños y también para nuestros adultos mayores”, refirió.

Lea también: Viruela del mono tiene dos variantes de origen africano, explica infectólogo


Dejanos tu comentario