El temporal que se presentó ayer durante la noche en el territorio nacional causó estragos en diversas comunidades y una de ellas, entre las más golpeadas, fue la ciudad de Areguá, capital del departamento Central.

La zona de los asentamientos Santa Catalina y Santa Rita de la compañía Caacupemí fue la más afectada, ya que techos y viviendas completas volaron en medio de la tormenta eléctrica y la intensa lluvia que cayó. Mujeres y niños corrieron despavoridos en medio del temporal pidiendo auxilio y buscando dónde guarecerse del temporal severo que azotó esa zona del país.

Por otro lado, la caída de una gran cantidad de árboles en la zona ocasionó que varios distribuidores de energía eléctrica queden fuera de servicio. En este sentido, también los pobladores de Areguá quedaron sin provisión de agua potable, ya que los pozos alimentadores del vital líquido en la zona dependen de la energía eléctrica para funcionar.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Menor era alquilada por su madre para pedir limosna en un semáforo de Luque

Igualmente, algunos pobladores que están ubicados en la zona baja del lugar, en medio de la oscura noche sin energía eléctrica, tuvieron que salir con palas y asadas para buscar desviar los feroces raudales que ingresaban a las viviendas. Se registraron incluso hundimientos de pozos ciegos, aberturas tipo zanjas de caminos de tierra entre otros tipos de estragos.

Varias familias quedaron con la ropa que traían puestas, perdieron todas sus pertenencias, ya que sus viviendas -ubicadas en un nuevo asentamiento- frente al asentamiento Santa Catalina, que era de materiales como chapas y maderas volaron. Los pobladores estarán contentos por recibir cualquier tipo de ayuda, principalmente ropas, zapatos, colchones, frazadas y materiales para volver a levantar sus humildes viviendas.

Viviendas destechadas y destrozadas tras temporal en Areguá. Foto: Gentileza.

El nuevo asentamiento se encuentra ubicado a metros de la calle Eucalipto frente al asentamiento Santa Catalina y detrás de la zona conocida como Conavi, de la compañía Caacupemí de Areguá.

Lea también: Tormenta dejó fuera de servicio 79 alimentadores de la Ande y queda reponer 31 de ellos

Dejanos tu comentario