En agosto, el Banco de Tejidos del Centro Nacional de Quemaduras y Cirugías Reconstructivas (Cenquer) cumplió su primer aniversario con una excelente noticia: el importante avance de las gestiones para la incorporación de un irradiador de tejidos con el próximo arribo desde Viena, Austria, de una misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Los representantes del organismo evaluarán las necesidades estructurales para la instalación del equipo en este servicio especializado del Ministerio de Salud y lo harán entre el 9, 10 y 11 de setiembre.

Al respecto, el Dr. Bruno Balmelli, director del Cenquer, dijo que a través del ministro de la Autoridad Reguladora Radiológica y Nuclear (ARRN), Mario Gutiérrez, se dio el acercamiento con el OIEA, al cual se solicitó apoyo para la incorporación del irradiador de tejidos, que sería el primero en el país.

En agosto, el Banco de Tejidos del Centro Nacional de Quemaduras y Cirugías Reconstructivas (Cenquer) cumplió su primer aniversario. Foto: Archivo.

Mayor rapidez

En cuanto al uso de apósitos biológicos, este genera beneficios en el tratamiento de pacientes quemados, mayormente, y en especial en casos donde existe pérdida de piel. Mencionaron que estos procedimientos forman parte de la cartera de servicios del Banco de Tejidos.

En su primer año de funcionamiento, el Banco de Tejidos tuvo un crecimiento significativo en la procuración de diferentes tejidos para dichos procedimientos (membrana amniótica, huesos, cartílagos, tendones, etc.), mediante un convenio vigente con el Instituto de Previsión Social (IPS) y el trabajo conjunto con otros hospitales, como San Pablo, Loma Pytã y Nacional de Itauguá.

Leer más: Bebé nació en manos de bomberos en Itapúa

“El crecimiento del Banco de Tejidos fue exponencial, a tal punto que para fin de año esperamos recibir dos nuevos freezers, con capacidad de almacenamiento a menos de 70 grados, adquiridos vía licitación pública nacional”, expresó Balmelli.

Igualmente, explicó que en forma diaria, la membrana amniótica es utilizada como cobertura transitoria de las quemaduras, sobre todo en niños y en pacientes con heridas difíciles, no solo en el Cenquer, sino también en otros hospitales, a más del tejido óseo.

“Los tejidos pasan por un proceso de esterilización y un tiempo en el cual se los estudia bacteriológicamente para saber que no están contaminados, y así utilizarlos en los trasplantes. Con el irradiador, se acorta el tiempo. Al pasar por este equipo, salen esterilizados los tejidos, lo que brinda mayor seguridad en el proceso para trasplante”, enfatizó.

Leer también: Importante lote de AstraZeneca donado por México llegaría en los próximos días

Resaltó además que al contar con el irradiador, en la cartera de servicio del banco se podrá incorporar la piel cadavérica, la cual se utiliza como cobertura transitoria, principalmente en pacientes quemados, en quienes el trasplante de piel es imperativo para salvar su vida. “Para el uso de esta piel, se debe pasar por un proceso de irradiación”, indicó Balmelli.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar