Recientemente, el equipo de salud del Móvil Indígena Pedro Juan acudió a la comunidad Potrerito, distante a 75 km de la XIII Región Sanitaria, para brindar atención médica, alimentos y ropas a las 20 familias afectadas por el foco de incendio ocurrido en esta localidad.

Desde el Ministerio de Salud indicaron que la jornada de asistencia contó con el acompañamiento de la Lic. Elsa Barrios, jefa de Redes Integrales e Integradas de Servicios de Salud (RIISS), de la Dirección Regional de Atención Primaria de la Salud (DRAPS). Así también, con el apoyo del Lic. Nelson Encina y la Lic. Dominga Coronel.

Leer más: Amambay violento: ejecutaron a 5 personas en tres ataques en menos de 24 horas

Señalaron que esta dirección regional y el Programa Nacional de Control de la Tuberculosis efectúan seguimiento a las campañas que tienen como fin ayudar a las 107 familias afectadas por la quemazón en Amambay.

Acerca de la contaminación del aire

Explicaron además que respirar el aire contaminado por los focos de incendio que se están registrando en el país pueden producir efectos negativos en la salud de diversas maneras, puesto que el humo de los incendios forestales está compuesto por una mezcla de gases y partículas pequeñas, y puede ser el causante de enfermedades en cualquier persona, incluso en aquellas sanas, si están expuestas a una cantidad suficiente de humo en el aire.

Este puede ocasionar tos, dificultad para respirar, irritación en los ojos y garganta, rinorrea, bronco obstrucción, dolor de pecho, cefalea, crisis de asma, cansancio y decaimiento. Finalmente, resaltaron que el humo en el aire puede afectar en mayor medida a los grupos de riesgo, como adultos mayores, embarazadas, niños y personas con afecciones respiratorias y cardíacas preexistentes.

Leer también: Ambiente contaminado genera diversas afecciones entre la población

Dejanos tu comentario

16H

Los docentes siguen de huelga y por ende, la suspensión de clases, ¿qué solución sugiere?

Click para votar