Para­guay aún no registra casos de la variante delta, pero sí cuenta con casos sospechosos de la peligrosa cepa del COVID-19 por lo que desde este miércoles rige una cuarentena de cinco días y la presentación de PCR negativa para los viajeros que ingresen al país. En Argentina, Brasil y Uruguay ya se confirmaron su circulación por lo que se tornaría inevitable su ingreso a territorio paraguayo.

Luego de que el Ministe­rio de Salud de Argentina anunciara sobre dos casos de variante delta provenientes de Paraguay, autoridades sanitarias decidieron implementar esta nueva medida para viajeros por vía aérea y terrestre para retrasar el ingreso de la cepa surgida en la India, que actualmente es predominante en el hemisferio norte y es mucho más contagiosa que otras.

“Este miércoles entrará a regir un nuevo protocolo de control, sin excepciones, tanto aéreo como terrestre. Será obligatoria la cuarentena de cinco días de aislamiento y una prueba de PCR al finalizar para prevenir ingreso de la variante delta”, expresó Ángeles Arriola, directora de Migraciones.

Lea más: No es el momento para que el público retorne a los estadios, dice Círculo de Médicos

Salud Pública resalta que más del 70% de la variante delta está presente en paí­ses europeos y del norte, por lo que el aislamiento de cinco días será para todos.

De acuerdo con los datos divulgados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se detectó la variante delta en el 80% del planeta, en algunos países, por ejemplo en Europa, el 60% o más de las muestras es positivo para dicha variante. Aseguran que actualmente sigue predominando en Paraguay la variante brasileña del coronavirus denominada P1.

Lea también: Covax da señales de que enviará más vacunas

Dejanos tu comentario

18H

¿Qué acciones debe emprender Tributación para lograr una mayor formalización?

Click para votar