La parroquia San Charbel celebra este domingo 18 de julio su fiesta patronal e invita a participar de la misa de sanación que será oficiada a las 11:00. La celebración será presidida por monseñor Eliseo Antonio Ariotti, nuncio Apostólico de la Santa Sede.

Aunque en principio el templo ya está lleno, pues solo se permiten 75 personas presentes dentro de la iglesia, se prevé montar una pantalla gigante frente a la parroquia para que las personas puedan acompañar la fiesta bajo la modalidad automisa.

Al término de la celebración se realizará la exaltación de las reliquias del santo libanés y la procesión de su imagen. Además, los presentes tendrán la posibilidad de llevar a sus casas el aceite curativo de San Charbel.

“El hombre de los milagros”

Charbel fue discípulo de San Marón y es uno los santos maronitas contemporáneos. Fue beatificado por sus milagros en 1965 por el papa Pablo VI y canonizado en 1977 por el mismo Pontífice.

San Charbel Makhlouf es más conocido como “el hombre de los milagros”. Ofreció amplias pruebas a lo largo de su vida sobre sus extraordinarios dones. Después de su muerte su tumba fue rodeada de una brillantez extraordinaria y su cuerpo se ha mantenido incorrupto, emanando líquido parecido a la sangre con el que se han obrado muchas curaciones.

Nota relacionada: San Chárbel invita a saborear la espiritualidad católica oriental

San Charbel, el santo libanes y hombre de los milagros fue entronizado en la Catedral Metropolitana de Asunción. Foto: Néstor Soto.

Sus milagros son incontables en el mundo entero. Para su beatificación se necesitaba un milagro reconocido por médicos y teólogos. En el caso de Chárbel se contaron hasta 1.200 milagros.

“Todavía hoy tras 123 años de su muerte, este santo conocido como el ermitaño del Líbano es objeto de gran estimación. Numerosas imágenes suyas exudan milagrosamente aceite que se utiliza en la oración por los enfermos. Su devoción se extendió por el mundo especialmente en aquellos países con inmigración libanesa”, señaló el padre Pedro Showah, de la parroquia San Charbel y miembro de la Congregación de los Misioneros Libaneses Maronitas.

Paraguay fue uno de los países que ha recibido con mayor fervor esta devoción, pues numerosas personas acuden a la intercesión del santo en busca de la salud física y espiritual. La parroquia San Charbel tiene el gran honor de custodiar sus reliquias y de mantener y desarrollar su devoción.

Nota relacionada: San Chárbel, “el hombre de los milagros”, fue entronizado en la Catedral de Asunción

Entronizado en la Catedral de Asunción

Cada tercer domingo de julio se celebra su fiesta patronal. El día 22 de cada mes se celebra su misa mensual con la bendición del aceite curativo mezclado con el aceite de su tumba y se realiza la procesión con sus reliquias. Se instituyó su fraternidad en el 2018 y el 11 de octubre del 2020 se entronizó en la Catedral Metropolitana de Asunción, es decir le dieron un lugar para ocupar en el templo.

La parroquia San Charbel está ubicada en Clementino Ocampos casi Ypeku, Itá Enramada de Asunción, fue fundada en el 2009 por la Congregación de los Misioneros Libaneses Maronitas. La misma se convirtió en sede de los católicos orientales en el país, sus celebraciones litúrgicas se ministran según el rito latino y el rito maronita que se remonta a los primeros siglos del cristianismo, en el arameo, idioma nativo de Cristo, se realiza siempre la Consagración durante las misas.

“Invitamos a todos a formar parte de la familia de San Charbel que congrega a todos los amigos del Santo y a saborear la espiritualidad católica oriental. Parece que Dios desea utilizar este santo como signo de su deseo de unificar el Oriente con el Occidente”, expresó el padre Showah.

Nota relacionada: Devotos ya pueden venerar al santo maronita San Chárbel en la Catedral de Asunción


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar