Esta semana, desde el Ministerio de Salud anunciaron que en los próximos días arrancarán la vacunación anti-COVID para los trabajadores esenciales. Esto incluye a policías, docentes, bomberos y otros. Ante este nuevo plan, los educadores piden que el retorno a clases sea recién tras la aplicación de la segunda dosis por seguridad.

Atendiendo a que con la primera dosis no se logra la inmunidad necesaria, los distintos sindicatos de docentes instan al Ministerio de Educación a aguardar a que se complete el esquema de vacunación –que serían dos dosis– para el retorno seguro a las clases presenciales.

“Con la vacunación plena se puede empezar a hablar con la planificación de retorno a clases seguro de manera progresiva. Siempre con el cuidado permanente, para que los grupos burbujas funcionen”, aseguró el secretario general de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP) Auténtica, Gabriel Espínola.

Confirmó que hasta el momento unos 18.000 profesionales de la educación fueron inmunizados tanto de instituciones públicas como privadas. “Entonces necesitamos unas 180.000 dosis al conjunto de los trabajadores, esto incluye a los docentes, personal de apoyo docente y personal de servicio”, dijo.

Lea también: Masiva presencia de personas en vacunatorio anti-COVID en Luque

Indicó que el retorno debe ser progresivo teniendo en cuenta de que se debe retornar tras la aplicación de la segunda dosis de las vacunas aplicadas a los docentes y debe ser en las localidades donde hay menor contagio.

“Precisamos que la inmunización sea para todos. La vacunación de los menores con enfermedad de base va a ayudar mucho, pero son pocos”, ratificó. Aseguró que ven con buenos ojos la próxima vacunación masiva de los trabajadores esenciales.

Lea también: Aplicarán dosis de Pfizer a niños de 12 años en adelante con enfermedades de base

Dejanos tu comentario