Este lunes, dos mujeres que se encuentran privadas de su libertad fueron beneficiadas con la salida transitoria que les da la posibilidad de salir de su lugar de reclusión para una readaptación a la sociedad y lo más importante poder establecer vínculos con sus familias.

Este pedido fue realizado por la Defensa Pública de Fernando de la Mora ante el Juzgado de Ejecución Penal de Central. La defensa se basó en la aplicación de los artículos 56 y 59 del Código de Ejecución Penal sobre salidas transitorias y para la concesión de las salidas transitorias o la incorporación al régimen de semilibertad, a favor de dos de sus representadas.

“La medida solicitada es con la finalidad de que las mismas pudieran establecer vínculos con sus familiares para una mejor readaptación social”, dijo la defensora pública Cinthia Fleitas y explicó que quienes hayan cumplido con la mitad de sus condenas y además posean muy buena conducta dentro de la penitenciaría en la cual se encuentren recluidas, podrán ser beneficiadas con esta medida.

En esta oportunidad fueron acogidas favorablemente por las juezas Gilvi Quiñónez y Silvana Luraghi, con una previa evaluación socio ambiental y debido a que además no poseían causa abierta ni condena pendiente.

Lea también: Detectan cinco contagios de COVID-19 en hogar de ancianos de Encarnación

Volverá con sus hijos

Las mujeres podrán reinsertarse en la sociedad. Foto: Nadia Monges.

Una de las mujeres tiene 57 años, con cinco hijos y la misma cumple condena por una causa relacionada sobre tenencia y comercialización de sustancias estupefacientes desde el 2018. “Padece de diabetes e hipertensión, estudia en la institución de la penitenciaría, realiza trabajos de manualidad y sigue un tratamiento psicológico”, dijo.

Agregó que todos sus hijos son mayores de edad y cuentan con un trabajo sólido, con quienes ella desea establecer vínculos y desde esta semana lo podrá hacer en forma progresiva para coadyuvar a su reinserción social.

La otra defendida tiene 38 años y se encuentra cumpliendo condena desde el 2019, para la misma también solicitó su redención. “Ella estudiaba y trabajaba dentro de la institución penitenciaria. Además, posee muy buena conducta, fundamentos que hicieron que el juzgado otorgue el régimen de redención ordinaria, modificando la pena y descontando los días y horas trabajados”, argumentó.

Afirmó que teniendo en cuenta todas estas situaciones solicitó su salida transitoria, para que a través de ella pueda vincularse e ir reinsertándose a su núcleo familiar en forma progresiva para una mejor readaptación social.

Lea también: Proponen inmunizar en sus casas a adultos mayores que no acudieron a vacunatorios

Dejanos tu comentario