Nacho Masulli, el joven solidario que con su familia desató una ola de campañas para asistir a familiares de pacientes con COVID-19, anunció que se encuentra internado en un sanatorio, recuperándose de una infección en el rostro. Aun así, expresó que seguirá coordinando la preparación y entrega de alimentos en los diferentes hospitales.

“¡Hola a todos! Hoy decidieron internarme por una infección en el rostro (zona cercana al ojo) y eso me tiene a media máquina. Igual voy a estar a full organizando todo de manera virtual, estoy seguro que pronto ya estamos afuera para seguir ayudando en todo lo que sea posible”, declaró Masulli a través de su cuenta en Twitter, donde comenzó hace semanas atrás un movimiento solidario sin precedentes en el país.

Esta publicación recibió un sinfín de mensajes de apoyo y de pronta recuperación, ya que el joven se ganó el corazón de miles de compatriotas que valoran su esfuerzo y la de su familia, también por lo que genera en otras personas. “Gracias de corazón a todos, no se imaginan lo bien que me hace sentir y las fuerzas que me da leer cada uno de sus mensajes, les quiero mucho”, expresó Nacho en un segundo tuit.

Podés leer: Caso Ronaldinho: acusan y piden juicio para 14 personas del esquema criminal

Fenómeno

Una familia solidaria, en marzo pasado, al ver la necesidad en los hospitales a consecuencia de la pandemia, inició la tarea de preparar, trasladar y entregar 30 porciones de guisos para la cena de familiares de pacientes con COVID-19 en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram).

Gracias a este gran gesto solidario, cientos de personas se sumaron y hoy, de 30 platos se multiplicaron a 2.000 porciones al día y ya no solo son para la cena, también entregan desayuno, almuerzo y merienda, celebró el generoso joven Nacho Masulli, en redes sociales, semanas atrás.

Podés leer: COVID-19: menos de 50 mil vacunas quedan disponibles en el país

Relató que, luego de dos semanas de entregar diariamente los platos de comida, se percataron de que la necesidad aumentaba, así como la cantidad de personas internadas y familiares que necesitaban ayuda, y tenía el deseo de ayudar en algo a estas personas, por lo que pidieron ayuda a la ciudadanía a través de redes sociales y mucha gente no dudó en sumarse a esta noble causa.

Estas personas solidarias empezaron a donar insumos, algunos se ofrecían a cocinar, mientras otros a transportar lo que sea necesario. Entonces se organizaron en equipos de una red solidaria con tres pilares fundamentales que hacen posible la entrega de alimentos: donantes de insumos, cocineros y equipo de transporte.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar