El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, habló sobre los recientes casos de abuso policial que ocurrieron específicamente en las últimas semanas en Ñemby y en Encarnación durante los controles del cumplimiento de las medidas sanitarias vigentes para contener contagios del COVID-19. En ambos casos se observan que los efectivos señalados actuaron con prepotencia contra ciudadanos.

“Es parte de la cultura policial que hay que ir cambiando de a poco. En este último caso de la guacheada, el policía tuvo sus defensores. Nuestra cultura en general acepta estas medidas. Hay mucha gente para la que este comportamiento es normal. Va a ir cambiando en la medida en que tengan sanciones este tipo de conductas”, manifestó Giuzzio, en contacto con 780 AM.

La semana pasada se viralizó un video en el que se observa como cuatro policías detienen de manera agresiva y arbitraria a un comerciante que regresaba con su esposa e hijo menor de 4 años a su casa en Ñemby. Los uniformados fueron apartados de su cargo y están bajo sumario al estar involucrados.

Mientras que otro policía fue grabado en un video cuando agredió con un arreador de caballos a un joven y amenazó con escopeta a varias personas que se encontraban frente a una vivienda en el barrio Itá Paso de Encarnación. El personal ya fue apartado del cargo y se inició un sumario en su contra.

Lea más: Suspenden a agentes por abuso policial al detener a un hombre en Ñemby

Giuzzio advirtió que este tipo de comportamientos arbitrarios son por parte del actuar de uniformados con muchos años en servicio. Al mismo tiempo argumentó que este tipo de conductas se deben a la formación que recibieron en la academia policial. Según el titular del Interior, los aspirantes a policías que actualmente se encuentran siendo instruidos cuentan con una mentalidad distinta.

“Están al final de sus carreras”

“La mayoría de los casos son de policías que están al final de sus carreras. Ese tipo de acciones no lo comete personal joven porque están en un proceso diferente. Este policía ya fue desafectado (caso de Encarnación) y será sometido a un sumario o alguna sanción administrativa. Obviamente tiene que tener por lo menos un sumario que termine con una sanción económica”, expresó Giuzzio.

Lea también: Otro episodio de violencia y prepotencia policial en Encarnación

El ministro del Interior reconoció que los uniformados que recurren a abusos de poder contra la ciudadanía se encuentran siendo investigados y bajo sumario. La situación lo motiva a que esta tarde se constituya en la dependencia de Asuntos Internos de la Policía Nacional para conocer cuál es el proceso y cuánto tiempo llevan los sumarios que finalmente terminan con una sanción al personal.

Por último, Giuzzio manifestó que en la web del Ministerio del Interior se habilitará una sección para que afectados por casos de abuso policial podrán canalizar sus denuncias. “Vamos a instalar una ventana en la web del Ministerio del Interior. Estos casos se conocen, pero ¿cuántos son los que no se conocen? Queremos que se trasladen esas denuncias a Asuntos Internos. Creo que este proceso nos falta dentro del ámbito del Ministerio del Interior”, finalizó.

Ayer, 1993 aspirantes egresaron como Sub Oficiales Ayudantes especializados en Prevención y Seguridad e Investigaciones, del Colegio de Policía Sargento Ayudante José Merlo Saravia, de la Sede Central de Capiatá y sus filiales de Coronel Oviedo, Encarnación, Caacupé y Ciudad del Este.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar