Apartan e inician sumario contra agentes de la comisaría Nº 55 del barrio Vista Alegre de la ciudad de Ñemby tras la viralización de un video en el que se observa que detienen de manera agresiva y arbitraria a un hombre ante la negativa de bajar de su vehículo. El hecho ocurrió el jueves pasado, pero recién ayer se hizo público y sumó críticas de la ciudadanía luego de la denuncia del afectado en sus redes sociales.

En consecuencia, los policías fueron apartados de su cargo y están bajo sumario al estar involucrados en un hecho de abuso policial contra un trabajador que regresaba a su casa en compañía de su esposa y su pequeño hijo de 4 años. Los uniformados alegan que el hombre circulaba fuera del horario permitido por decreto presidencial.

Autoridades policiales confirmaron que el procedimiento es considerado como atentatorio contra los derechos humanos al hacer uso de la fuerza sobre el hombre identificado como Diosnel Villalba. El correcto actuar hubiera sido labrar acta y comunicar a la Fiscalía la circulación vehicular de Villalba fuera del horario permitido por las restricciones sanitarias para contener contagios por COVID-19.

Villalba conducía un camión cuando cerca de su vivienda fue interceptado por policías que le pidieron su cédula de identidad; como no tenía, entonces mostró su registro de conducir y facturas para identificarse. En ese momento empieza un forcejeo entre los uniformados y el hombre en medio de los gritos de socorro de su esposa, que filmó con su teléfono celular el actuar arbitrario de los agentes.

Lea también: COVID-19: “La cantidad de casos puede llevar a un aumento de fallecidos”

“Me bajaron, me agarraron del cuello”

“Me bajaron, me agarraron del cuello y me llevaron. Me dijeron que me iban a perseguir, me ofendieron. En el camino les identifiqué a ellos, son de la comisaría de Vista Alegre. Me asesoré bien primero para denunciarles. A las 00:15 fue el procedimiento”, expresó Villalba en contacto con 650 AM.

Villalba señaló que su pequeño hijo, testigo de lo ocurrido, vive con miedo desde ese día, diciendo a su padre “no quiero ir a la cárcel” y señaló que los daños contra el pequeño son inmensos. Agregó que está preocupado, pero que no teme denunciar el procedimiento arbitrario de los policías.

“Así actúa nuestra fuerza policial. Viniendo del trabajo, a punto de llegar a casa se me cruzó enfrente una patrullera cerrando el camino; actuaron con prepotencia, luego me esposaron adentro del camión. Me trataron como delincuente enfrente de mi hijo de 4 años. Estuve esposado hasta la 7:00 adentro de la comisaría con mi familia y nos soltaron recién a las 9:00″, dice una publicación de Villalba en Facebook.

Lea más: La Red de ONGs VIH recibió 51 denuncias por discriminación laboral

Por su parte, el comisario Arturo Román confirmó que la situación ya está intervenida por el director del área central de la Policía Nacional. “Los que hicieron el procedimiento ya están suspendidos. Según los intervinientes, un camioncito pasó de forma rápida el control. Le siguieron y solicitaron apoyo para detener al camión”, manifestó el jefe policial en la mañana de este miércoles.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar