El presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología, José Fusillo, cuestionó nuevamente este viernes el proceso de vacunación contra del COVID-19 porque sigue siendo muy lento. Lamentó también que se haya “satanizado” a una de la vacunas contra la enfermedad.

“El proceso sigue siendo lento, sigue siendo insuficiente, hay mucho temor, mucha desinformación, está costando convencer a la gente de que las vacunas son efectivas. Se satanizó mucho la marca de una de las vacunas (AstraZeneca)”, señaló el especialista en comunicación con la radio 1080 AM.

Puede interesar: Piden especial atención en recuperación pos-COVID entre niños

Sostuvo que no es correcto “satanizar” las vacunas contra el COVID-19 porque se hicieron varios estudios y demostraron seguridad y efectividad de los biológicos, previniendo los casos graves de la enfermedad y los fallecimientos, que siguen siendo muy altos en el país.

Fusillo indicó que tres a cuatro a semanas después de aplicarse la vacuna, el cuerpo empieza a presentar gran porcentaje de inmunidad e instó a la ciudadanía a no tener miedo de vacunarse. Las personas también deben seguir con los cuidados establecidos luego de recibir las dosis.

Nota relacionada: Cifra de fallecidos vuelve a subir: reportan cerca de 90 decesos por COVID-19

“En la tercera o cuarta semana, la inmunidad cobra más fuerza, con la primera dosis ya se habla de un 50%. Hoy estamos tratando de seguir una línea de evidencias que al final es lenta porque la pandemia es más rápida”, agregó el presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología.

En Paraguay se sigue inmunizando a los adultos mayores desde los 75 años; además, se comenzó a aplicar la segunda dosis de las vacunas AstraZeneca y Coronavac en algunos departamentos y desde este viernes corresponde a la vacuna Covaxin.

Lea más: Habilitan vacunatorio contra el COVID-19 en la sede de las Fuerzas Armadas

Dejanos tu comentario

12H

Cientos de paraguayos viajan a EEUU para acceder a las vacunas contra el COVID-19, ¿qué opina al respecto?

Click para votar