En el área de contingencia respiratoria del Hospital Regional de Ciudad del Este, los pacientes siguen luchando contra el COVID-19. Esta semana habilitaron 12 sillones tipo reposera ante la falta de camas, de las cuales seis fueron ocupadas de inmediato. A la fecha quedan dos pacientes en estos sillones, entre ellos un hombre de 62 años.

Se trata de Epifanio Martínez, que ingresó en carácter de internado por COVID-19 el lunes 5 de marzo. Los profesionales le ubicaron en uno de los sillones y hasta la fecha sigue en el mismo lugar. El hombre refiere sentirse mejor y que está siendo bien atendido.

“Añeñandu porãma (me siento bien ya)”, dijo don Epifanio en entrevista con Canal 13, medio de comunicación que pudo acceder hasta el pasillo del hospital donde se encuentra sentado. Se lo ve con un semblante muy agotado teniendo en cuenta la enfermedad y al estar sentado por tanto tiempo.

Aseguró que lo están atendiendo muy bien y agradeció a los profesionales de salud por la buena asistencia. “Estoy bien medicado. Oñatende porã che rehe hikuái (me están atendiendo bien)”, manifestó.

Puede interesarle: “Ningún hospital se quedó sin oxígeno”, dicen desde Salud

Resaltó que dentro de su familia es el único que está internado, pero que le llegó la información de que todas sus hijas contrajeron el virus, por lo que están en aislamiento hasta que se recuperen. “Che rajykuéra avei hasypa, pero oî ógape”, refirió.

En otro momento, instó entre lágrimas a la ciudadanía a que cumpla con las medidas sanitarias para que no pase por la misma situación por la que él está pasando en estos momentos. Por último, volvió a resaltar el trabajo de los profesionales de blanco, que no lo dejan solo y que gracias a eso está más fuerte para seguir luchando contra esta enfermedad y salir victorioso de esta batalla.

Lea también: COVID-19: Paraguay tendría 134 muertes diarias para el mes de junio

Dejanos tu comentario

8H

¿Está de acuerdo con que los gastos sociales de las binacionales sean destinados a Salud?

Click para votar