El fin de semana pasado se dio a conocer sobre la situación por la que está pasando el hogar de la Fundación San Joaquín y Santa Ana, donde se cuatro abuelitos estaban graves por el COVID-19; de estos, dos fallecieron el viernes y hoy confirmaron la muerte de los otros dos ancianitos.

Cabe destacar que los dos primeros decesos se dieron dentro del hogar y ante esta situación los otros dos pudieron ser trasladados hasta un hospital público, pero no pudieron acceder a las camas por su avanzada edad y hoy se confirmó la muerte de ambos también dentro de las instalaciones de la fundación.

“Lastimosamente fallecieron cuatro abuelitos nuestros por COVID-19 y hay un quinto fallecido que tenía otras dolencias, pero que tampoco fue recibido en los hospitales. Lamentamos mucho esta situación”, dijo en entrevista con canal Trece, Alfredo Delgado, presidente de la fundación.

Lamentó que para el sistema de salud pública los ancianos no sean casos urgentes y que no estén en la lista de quienes puedan recibir asistencia o internación. “Lastimosamente nuestros abuelitos por una cuestión de edad no son prioridad para el sistema sanitario, así nos han dicho, nos cerraron las puertas. Hicimos todo lo que humanamente pudimos, les suministramos oxígeno y medicamentos, pero el hogar no es una clínica”.

Afirmó que fue muy duro para la fundación ya que no es una clínica. “Vimos morir a nuestros abuelos. Ahora los demás abuelos están muy tristes, así como las enfermeras y todo el equipo. Llevamos varios días sin descansar estamos desolados y tristes”, manifestó entre lágrimas.

Lea también: Salud anuncia multas para sanatorios que vendan medicamentos a sobrecosto

“Del gobierno no esperamos nada”

Así también agradeció a la colaboración de la ciudadanía, que tras el pedido realizado para seguir asistiendo a los abuelitos enfermos no tardaron en ayudar. “Hemos recibido numerosas donaciones que nos ayudan muchísimo para paliar la situación”, puntualizó y agregó que siguen apelando a la solidaridad para seguir ayudando a los demás abuelos que quedan.

“Del gobierno ya no esperamos absolutamente nada. Ellos están hundidos en sus precariedades, en sus malversaciones y producto de la desidia de nuestras autoridades es que están muriendo muchísimos paraguayos a diario, que no reciben ni la más mínima atención. No tienen medicamentos, no tienen camas, nos encerraron, hipotecaron nuestras esperanzas y el futuro de nuestra gente para no darnos ningún tipo de resultados”, indicó.

Podés leer: El jueves llega un lote de 20.000 dosis de la vacuna Sputnik V, anuncia ministro

“Tenemos 55 ancianitos en tres hogares, 12 eran del Hogar San Joaquín y Santa Ana de los cuales 4 fallecieron por COVID-19, y uno por otras dolencias. Un total de 6 enfermeras contrajeron la enfermedad, dos quedaron aisladas en sus casas y cuatro en el hogar para seguir ayudando”, sostuvo.

Los interesados pueden hacer llegar sus aportes en los portones del hogar ubicados en Cruz del Chaco 1773 en la ciudad de Asunción o llamando al (0981) 292-867.

Cabe destacar que los hospitales no están recibiendo a los adultos mayores y la fundación no está capacitada para atender este tipo de casos, más aún cuando se trata de casos graves, ya que no cuentan con los equipos necesarios para la asistencia o reanimación.

Era 12 residente de los cuales cuatros fallecieron por COVID-19 y unos por otras dolencias. Foto: Facebook.

Podés leer: Médicos del Hospital de Trauma denuncian cese de vacunación contra el COVID-19

Dejanos tu comentario

2D

¿Está de acuerdo con que se aplique la doble escolaridad en el 2022?

Click para votar