El infectólogo Tomás Mateo Balmelli aseguró que en Paraguay están circulando otras variantes del COVID-19 y no solo la cepa de Manaos. Alegó que esta es la causa por la que el grupo etario de contagiados y fallecidos por el letal virus corrió hacia la población más joven, llegando de esta manera incluso a alcanzar a los adultos jóvenes de 40 años de edad.

“Sigue siendo el grupo de mayor riesgo aquel de 60 años o aquella persona que tenga enfermedad de base que condicione su funcionamiento inmunológico, que tenga alguna condición física como la obesidad, la desnutrición, pero con estas variantes de cepas que están circulando, vemos que se corrió el grupo etario a un 25% o 30% a gente más joven que antes se pensaba que podrían infectarse, pero no afectarse severamente y eso se está manifestando en la tasa de mortalidad”, dijo.

Agregó que: “Ahora los fallecidos están dentro de un grupo de 40 a 59 años, incluso en menores de 40 años”.

Señaló también que las nuevas cepas son 4 veces más transmisibles y virulentas a la par de mencionar que existe actualmente un “delivery” de virus en Paraguay, argumentando incluso que podría circular en el país la variante proveniente de California.

“Estamos seguros que varias cepas mutagénicas están circulando dentro de la comunidad paraguaya, no solo una cepa brasileña circula aquí, no es solo la P1 la de Manaos, hay otra cepa que está circulando, la de Río de Janeiro. ¿Quién te dice que la de California no? No es que están en Paraguay solamente, están en Uruguay, Argentina, Colombia, Chile, Estados Unidos, Reino Unido, la India. Obvio que con la apertura de los puertos hay un delivery de los virus de un continente a otro. Esta variante es 4 veces más transmisible, es mucho más virulenta”, dijo.

Dr. Tomás Mateo Balmelli. Foto: Eduardo Velázquez.

Balmelli indicó que se manejan informaciones de que la viabilidad del virus en las vías respiratorias del infectado es más prolongada que los 14 días, situación que facilita la transmisión de la enfermedad.

“Se vio un incremento importante de la transmisión del virus desde la semana 7. Estamos a la cuarta semana de alza de forma persistente en la transmisión. Esto se ve en los números diarios, estamos sobrepasando los 2.000 infectados detectados diarios. Eso no significa que sean 2.000 paraguayos que se infectan por día, muy probablemente sea el 10% de lo que vemos. Si multiplicamos por el coeficiente de 10, son 20 mil paraguayos que se están contagiando por día”, refirió.

Lea también: Diputado apoya iniciativa de intendentes de adquirir vacunas

El profesional de la salud comentó que si la alta cifra de contagiados continúa igual en las próximas semanas, no habrá ninguna “planta de mango” para poder colocar bajos sus sombras a los pacientes y equipos sanitarios.

“El paciente se interna en el día 9 o 10 aproximadamente de la enfermedad, pero el que se hospitaliza se queda 2 o 3 semanas y el que entra en terapia entre 4 o 5 semanas, entonces el recambio de pacientes es muy lento, se tienen 430 pacientes en terapia intensiva. Estamos viendo que se van acumulando, es un efecto de suma y no hay recambio de camas. Si seguimos con esta progresión de infectados diarios, las próximas semanas no vamos a tener ni sombra de mangos para colocar a los pacientes en butacones con suero y oxígenos”, puntualizó.

Agregó que el Gobierno debe establecer las denominadas cuarentenas intermitentes frente a las llamadas parciales, cuyas actividades son limitadas por el horario, para mitigar la propagación del virus en la comunidad.

“Nosotros vamos a seguir subiendo, teniendo en cuenta el número diario de muertos. Del mes de febrero a marzo hemos duplicado el 100%. De 20 a 22 muertos diarios estamos entre 49 y 50 diarios y esto irá aumentando. Por eso es importante que cuando se tomen medidas sanitarias sean las que tengan algún tipo de impacto epidemiológico por lo menos transitorio en el futuro para dar un poco de respiro al sistema hospitalario a sabiendas de que eso volverá a subir cuando haya un aumento de interacción”, sostuvo.

“Yo no confío tanto en las cuarentenas parciales, aquellas limitadas por el horario. Yo confío en las intermitentes, frenás y soltás, las parciales no tendrán mucho impacto en cortar la transmisión”, detalló.

Programa "Fuego cruzado". Foto: Eduardo Velázquez.

Finalmente, el profesional criticó al Gobierno por seguir dejando la responsabilidad total a la ciudadanía, argumentando que es necesario contar con autoridades que demuestren liderazgo.

“Dependerá mucho de la conciencia ciudadana, va a depender de que tengamos autoridades con autoridad, lo cual se gana con señales y ejemplos. Yo veo que toda la responsabilidad se deja sobre la ciudadanía, las pandemias se gestionan y administran, duran años, vos no le podés dejar la responsabilidad total a la ciudadanía, el Estado debe hacer su trabajo, estrategias, medicinas ambulatorias, educativa, comprar saturómetros, indicar al ciudadano qué es un mapa COVID, cómo debe controlar sus síntomas y signos”, sostuvo.

Te puede interesar: Consejo de Seccionales pide la pérdida de investidura de Sixto Pereira

Dejanos tu comentario

10H

Los requisitos para acceder al subsidio de Pytyvõ medicamentos, ¿son los más adecuados?

Click para votar