El ministro de Salud Pública, Julio Borba, se refirió sobre la eventual vuelta a una cuarentena total debido al colapso de hospitales luego del sostenido aumento de contagios por COVID-19. Calificó la medida de “ideal” considerando la alarmante situación que atraviesa Paraguay. En ese sentido, dijo que no se realizarían desplazamientos terrestres al interior del país durante la Semana Santa.

El titular de Salud Pública señaló que ya conversó sobre esta situación con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, quien continúa sin brindar declaraciones a la ciudadanía ante la crisis sanitaria, económica y social en el Paraguay. En ese sentido, adelantó que la cuarentena estricta se iniciaría ya este sábado desde las 00:00 durante al menos toda la Semana Santa.

Se aguarda que la decisión lo tome el Poder Ejecutivo antes de este viernes. “Creo que en estos días lo definiríamos. Probablemente será desde este sábado. El virus no tiene patas, viaja en un colectivo o un automóvil con el ser humano, de ahí el riesgo de que pueda expandirse aún más en lugares donde no hay mayor circulación del virus”, aseguró Borba en contacto con 1080 AM.

Lea también: Personal de consultorios recibe vacunas de AstraZeneca desde hoy

De esta manera se atenderá el pedido de los gremios médicos que solicitan una cuarentena estricta ante los hospitales saturados, sin camas en unidad de terapia intensiva ni insumos básicos o vacunas. Ante esta situación, se realizó una reunión entre autoridades de Salud, el Ministerio de Hacienda, Ministerio del Interior y representantes gastronómicos para analizar las medidas a tomar al menos durante la Semana Santa.

“No hubo un consenso general debido a que mucha gente es afectada en la parte económica. Hubo un entendimiento de las medidas a tomar. Mínimamente sería lo ideal, por la situación en la que estamos ahora. Tuvimos 12% más de pacientes positivos que la semana anterior. Esto implica que el 10 a 15% podría requerir atención en los servicios de salud. Eso ya golpea mucho más de lo que está golpeado el sistema de salud”, afirmó.

Lea más: Personales de blanco piden cuarentena total por falta de camas, vacunas y medicamentos

Borba reconoció que los hospitales no dan abasto tanto en el sistema público como privado para atender pacientes con COVID-19 debido al alarmante aumento de contagios del nuevo coronavirus. Aseguró que al menos hay 50 personas que esperan para ingresar a terapia intensiva y que es muy alto el nivel de estrés de los trabajadores de salud.

“Tenemos una lista de espera bastante importante, ayer solamente había 50 pacientes en lista de espera de terapias. La gente de UTI se está moviendo mucho para poder movilizar y buscar lugar. Además del personal de blanco, todos los que trabajan en los servicios de salud están extremadamente cansados. Considerando que es un estrés constante en el cual están trabajando últimamente”, afirmó el secretario de Estado.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar