Sin poder contener las lágrimas de impotencia y miedo de perder a su padre, una joven clamó por una cama de terapia intensiva para su padre, que se encuentra con un cuadro grave de COVID-19. Se trata de Arnaldo García, de 49 años, quien está en el Hospital Regional de Luque internado en una silla en la parte de urgencia respiratoria.

“Mi papá necesita con urgencia una cama de terapia intensiva, su saturación cada vez está bajando más y acá en el Regional de Luque solo le pueden ofrecer una silla con una mascarilla y ya no aguanta, necesitamos terapia”, dijo entre lágrimas la joven hija del hombre que se encuentra en lista de espera aguardando una cama para ser atendido, en comunicación con canal 4.

Leé más: Continúa la regulada de los empresarios del transporte

Agregó que su mamá también tiene COVID-19 positivo y se encuentra en su casa sola porque ella llevó a su padre a las 2:00 con mucha dificultad respiratoria al Hospital Regional de Luque, donde solo tienen una carpa de contingencia y no cuentan con terapias.

“En cualquier momento mi papá puede descompensarse e irse de mí. Estoy desesperada, por favor que alguien me ayude, que alguien me ayude por favor con mi papá. Yo no quiero que mi papá se muera, mi mamá también está en casa con COVID-19″, dijo llorando la joven.

Leé también: COVID-19: “El aumento del número de casos es alarmante”

La situación de esta familia es bastante complicada, ya que los hospitales se encuentran colapsados de pacientes. Sin embargo, comunicaron a la joven desde el Ministerio de Salud que se está gestionando para recibir al señor Arnaldo García en el Hospital Nacional de Itauguá.

Dejanos tu comentario

18H

¿Itapúa debería volver a fase 0 como piden las autoridades sanitarias?

Click para votar