Por Viviana Orrego, periodista (viviana.orrego@gruponacion.com.py)

La Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior (Aneaes), a 18 años de su creación bajo la Ley N° 2072, con 271 carreras de grado y 46 programas de posgrado acreditadas, el pasado 8 de marzo, fecha en que se celebraba el Día Internacional de la Mujer, una fémina y lideresa en la sociedad fue elegida como presidenta de la Agencia y tomó las riendas de la evaluación de los estándares de calidad en la educación superior del país.

Se trata de la Dra. Dina Matiauda Sarubbi, doctora en Educación, licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación, magíster en Investigación en Ciencias Sociales y especialista en Evaluación Educacional. Con amplia experiencia en la docencia universitaria y en evaluaciones encabeza el Consejo Directivo de la Aneaes.

El Consejo Directivo eligió a la Dra. Dina Matiauda Sarubbi como presidenta de la Aneaes. Foto: Gentileza.

–¿Cuál es su plan de gestión al frente de la Aneaes?

–Una de las prioridades es continuar con la tarea de evaluación de carreras, programas como también de instituciones, ya que tenemos desarrollado mecanismos específicos de evaluación para cada uno de ellos. En ese sentido, contamos con 38 criterios de calidad para las titulaciones que deseen evaluarse, de acuerdo a las convocatorias que vamos realizando y aparte 8 criterios de calidad para los programas de posgrado como también tenemos desarrollado para evaluar las instituciones.

Otra de las prioridades es desarrollar un programa informático del sistema IDEA que nos va a ayudar a desarrollar las evaluaciones de tal modo a minimizar el uso del papel y con esto también tendríamos la posibilidad de realizar los procesos en forma virtual sin inconvenientes y va a agilizar también las comunicaciones internas y externas.

Nota relacionada: En el Día Internacional de la Mujer, Aneaes designa a una mujer como presidenta

También tenemos previsto seguir trabajando en la evaluación internacional a cargo de agencias de evaluación externa para evaluar a la propia Aneaes. En ese sentido, presentaremos nuestro informe de autoevaluación la Red Internacional de Agencias de Garantía de Calidad en Educación Superior (INQAAHE, por sus siglas en inglés), una organización externa de carácter internacional encargada de evaluar también la capacidad de dar respuestas de cada una de las agencias para poder llevar a cabo las evaluaciones a nivel país.

–¿Cuántas evaluaciones se harán en el 2021 y con cuántos evaluadores?

–Somos más de 400 pares evaluadores y tenemos previsto realizar 191 evaluaciones en total, pero tenemos que evaluar también las condiciones de como hacer las visitas –atendiendo a la pandemia del COVID-19– en forma presencial y también algunas visitas o evaluaciones virtuales, porque nosotros hacemos las evaluaciones de carreras y de programas a través de estos pares evaluadores que se encargan de la evaluación externa y la misma es durante tres días.

Tenemos prevista una metodología trabajada por los técnicos para desarrollar dos días y luego la visita in situ solamente de un día para verificar los elementos como la infraestructura y otros aspectos el equipamiento tales como bibliotecas, salas de prácticas, laboratorio y los espacios físicos como las aulas de las carreras que precisan de equipamientos específicos para desarrollar su proyecto académico. Previamente se trabaja en las documentaciones y también se hace una visita virtual utilizando los medios tecnológicos como videos, filmaciones o fotografías.

–¿Por qué es importante estudiar una carrera acreditada o en proceso de evaluación?

–Es importante estudiar en una carrera acreditada porque la persona puede tener la garantía de que el proyecto académico desarrollado cumpla con los requisitos exigidos para su funcionamiento y con base en parámetros internacionales de calidad porque nosotros estos criterios de calidad que definimos lo hacemos en consenso con profesionales preparados de mucha experiencia que establecen cuáles son los criterios que se tienen que tener en cuenta para garantizar el desarrollo de la oferta académica o perfil de la carrera.

En ese sentido, una carrera acreditada reúne las condiciones. Por ejemplo, cuenta con laboratorios, tiene equipamientos, tiene el personal docente preparado como para desarrollar sus programas o asignaturas y cuenta con las instalaciones apropiadas para desarrollar las prácticas necesarias y se tiene la certeza de que esa carrera cumple con las horas requeridas.

–¿Cuál es su opinión respecto a la educación superior durante la pandemia?

–Evidentemente, la pandemia afectó el desarrollo de la educación superior, no podemos taparnos los ojos y decir que todo es una maravilla. Hay que tener en cuenta que los estudiantes como también los docentes tuvieron que realizar mucho esfuerzo como para poder salvar esta situación partiendo desde luego de la falta de conectividad que se da en muchas instituciones e incluso a nivel país donde la conectividad se hace difícil.

Matiauda Sarubbi es doctora en Educación, licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación, magíster en Investigación en Ciencias Sociales y especialista en Evaluación Educacional. Foto: Gentileza.

Además de los recursos económicos que se requieren –para el desarrollo de las virtuales– donde el estudiante deben conectarse desde sus casas por medios tecnológicos para poder desarrollar su carrera. Es importante señalar que las instituciones han hecho el esfuerzo para poder salvar la educación en medio de las dificultades y en poco tiempo reconvertirse y reunir los requisitos que necesitan para el desarrollo de sus proyectos académicos.

–¿Hay carreras a distancia o virtual ya acreditadas?

–No, todavía no hay carreras a distancia acreditadas porque todavía no hicimos la convocatoria. Una vez que hagamos la convocatoria, recién allí las instituciones con sus carreras se presentan y son evaluados. Además, la Aneaes recién ahora cuenta con el mecanismo de evaluación de carreras a distancia aprobado. Haremos la convocatoria y allí se presentarán las instituciones que ya cuentan con tandas de egresados y que se encuentran en condiciones de afrontar un proceso de evaluación externa.

–¿Hubo universidades que perdieron su acreditación y cómo eventualmente pueden recuperarla?

–Las universidades pierden sus acreditaciones o son postergadas porque no cumplen con los criterios de evaluación. Cuando son postergadas, se les da tiempo de cumplir con estos requisitos si son aspectos mínimos que deben ser complementados; de lo contrario, directamente no acreditan si las falencias son más graves. Algunas incluso pierden vigencia de la acreditación porque antes se evaluaba y acreditaban cada cinco años, pero hemos sacado una resolución teniendo en cuenta la situación de pandemia para extender el plazo de esa acreditación.

Podes leer: COVID-19: “Esperamos que la ciudadanía se empodere del proceso y monitoree el mapa epidemiológico”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar