La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) lamentó que la manifestación ciudadana de ayer viernes haya sido empañada por hechos de violencia, con saldos de heridos entre los manifestantes e integrantes de la Policía.

“La fiesta se inició como una fiesta de la democracia. La ciudadanía salió a las calles pacíficamente para expresarse y hacer saber a las autoridades sus legítimos reclamos en relación al manejo de la crisis sanitaria en el contexto de la pandemia del COVID-19”, señala un comunicado emitido este sábado.

Con relación a los hechos de violencia, desde la CEP consideran que dicha situación podría haberse evitado en el marco del civismo y de la estrategia inteligente de seguridad para identificar y reducir focos de alto riesgo.

“Horas más tarde, los hechos demostraron que era posible una colaboración entre las fuerzas de seguridad y los ciudadanos que se estaban movilizando. Exhortamos a seguir ese ejemplo en futuras movilizaciones ciudadanas”, expusieron los religiosos.

La conferencia consideró como derecho de la ciudadanía el hecho de reclamar pacíficamente para pedir acciones a la gestión pública con la provisión, en tiempo y forma, de los equipamientos, insumos y medicamentos que se requieren para hacer frente a las necesidades prioritarias de la población afectada.

Podés leer: El miércoles se inicia aplicación de 20 mil dosis de vacunas donadas por Chile

Quiebre de confianza

En su reciente carta pastoral, los obispos han expresado que se constataba un quiebre de la confianza entre los ciudadanos y los que ejercen responsabilidades en el gobierno de la República. “Es urgente restaurar la confianza de la ciudadanía en sus autoridades y fortalecer la convivencia con paz y seguridad”, señalaron.

La ciudadanía reclama transparencia y patriotismo de los que ejercen cargos públicos para la atención del bien común, con énfasis en la salud y en la educación en esta situación de crisis causada por la pandemia. “La emergencia sanitaria plantea a todos en Paraguay y en el mundo el desafío de hacer mejor las cosas y de cambiar para el bien de todos”, según menciona la Carta Pastoral, número 45, 1-3-2021.

Por último, se refiere que el Paraguay necesita la valentía de la verdad, la equidad y el compromiso con lo que es justo por parte de las autoridades. “Pedimos que se escuche la legítima indignación ciudadana”, concluye.

Podés leer: “Imprudente” llama Zulma Gómez a Lugo por convocar a manifestarse contra Abdo

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar