Ante el incremento de los índices larvarios, desde el Ministerio de Salud Pública recordaron que para impedir el aumento del dengue y otras enfermedades arbovirales no se debe desistir de la eliminación de criaderos. Así también, a utilizar barreras de protección para evitar la picadura de mosquitos.

En lo que respeta a la latente amenaza de la salud, el dengue sigue con un reporte de notificaciones de alrededor a unas 700 por semana, en tanto que el número de casos ha aumentado.

Afortunadamente, no se reportan nuevos fallecidos por la enfermedad, pero sí dos casos de chikungunya en la zona norte del país. Esta región es la más preocupante por reportar el mayor número de casos de dengue en este momento, particularmente en los distritos de San Lázaro (Concepción) y Puerto Casado (Alto Paraguay).

Podés leer: Buscan dar respuestas tempranas a situaciones de violencia contra la mujer

Para protegerse de enfermedades trasmitidas por el Aedes aegypti se insta a la población en general a verificar dentro y fuera de las viviendas, lugares de trabajo y espacios comunes para detectar y eliminar los criaderos del mosquito y así frenar la propagación del dengue, chikungunya y zika.

Así también, se recuerda que ante fiebre persistente o manifestación de signos de alarma como vómitos, dolor abdominal, sangrado de mucosas, debilidad extrema y somnolencia se debe acudir al servicio de salud más cercano, cumpliendo el protocolo sanitario.

Preocupan los casos de sindemia

Desde el Ministerio de Salud se exhi­bió una preocupación por el nuevo frente que se suma para los luchadores de blanco de primera línea, quienes además del COVID-19 deben batallar contra el dengue, en simultáneo. Señalan que los tratamientos para cada enfermedad se contraponen, lo que complica al médico en su intervención.

Hernán Martínez, titular de la Dirección de Redes y Ser­vicios, lo explicó así: “Es pre­ocupante porque acá la cues­tión es que se nos presentan dos enfermedades con un tratamiento muy difícil, por­que finalmente lo que se hace para mejorar una de ellas, no podemos hacerlo en la otra. Entonces, entramos en una situación más complicada”, sostuvo.

Martínez recordó que meses atrás venían mani­festándose sobre la posibili­dad de la infección simultánea de estas enfermedades, situa­ción que ahora es una realidad. “Estamos en una situación que ya veíamos venir y ahora ya está con nosotros. Lo difí­cil de todo será el tratamiento, todo un desafío”, consideró.

Podés leer: Accidente fatal en Caaguazú: ebrio al volante mata a su vecino

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar