Ciudad del Este. Agencia Regional.

El intendente de Foz de Yguazú, Francisco “Chico” Lacerda Brasileiro, anunció ayer que mediante un decreto municipal se prohibirá el ingreso de ambulancias desde Ciudad del Este, Paraguay, si es que no tiene un lugar garantizado, autorizado previamente.

Las declaraciones se hicieron durante una transmisión online junto a su equipo. La medida tiene que ver con el informe divulgado por Vigilancia Sanitaria de la ciudad brasileña, en el que señalan que el 30% de la ocupación de camas en el sector de contingencia COVID-19 es de residentes en Paraguay.

El dato se dio a conocer en el marco del reclamo del gobierno municipal de Foz de Yguazú por más asistencia del gobierno federal, ya que los hospitales están al límite de pacientes con coronavirus y el nivel de contagio sigue ascendiendo.

También anunció un control estricto de vehículos con placas paraguayas que ingresen a Foz. Toque de queda y traslado a otro hospital como centro de atención a pacientes con COVID-19 son otras medidas implementadas.

Nota relacionada: La pandemia no se detiene: continúan las altas cifras de contagios y hospitalizados

Dentro del plan también está la exigencia de que cada persona que ingrese a Foz por el Puente de la Amistad tenga un certificado de prueba COVID-19 hecho 72 horas antes. Esto está sujeto a una autorización del gobierno federal.

Para discutir esas medidas, está prevista una reunión esta mañana en Foz, con la presencia de autoridades de Ciudad del Este, representantes del Consejo de Desarrollo del Este y directores de Salud Pública.

El doctor Hugo Kunzle, director de la Décima Región Sanitaria, dijo que la atención de ciudadanos residentes en Paraguay en hospitales de la vecina ciudad siempre fue en ese porcentaje. Desmintió que desde los hospitales públicos de Paraguay sean transferidos pacientes a Foz.

Asimismo, señaló que los que van a Foz para asistencia médica lo hacen por medios propios, pero aclaró que sí existen algunos trasladados desde los municipios del interior del departamento en ambulancias municipales. Todo el sur y parte del norte de Alto Paraná es población mayoritaria de brasileños o de origen de ese país.

Por su parte, el doctor Carlos Pallarolas ya había declarado que son los llamados brasiguayos los que van a los hospitales de Foz desde antes de la pandemia.

Te puede interesar: Preocupa aumento sostenido de hospitalizaciones por COVID-19

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar