El ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, durante su conferencia semanal habitual destacó que Asunción y Central están dejando de ser el epicentro de la pandemia del COVID-19 en Paraguay, en atención a que departamentos como Alto Paraná, Itapúa y Misiones suman casos positivos a niveles muy acelerados.

“En la región, la situación es casi la misma. Paraguay está está detrás de Uruguay en número de casos y fallecimientos, como de Venezuela. A nivel país, las últimas semanas tuvimos números elevados de casos. Ciertamente genera preocupación, pero quisiera señalar que Asunción y Central, de tener el 80% de los casos a nivel país, en setiembre del 2020, pasó a tener menos del 60% de los casos a esta fecha”, manifestó.

Podés leer: Advierten graves complicaciones por uso de anabólicos en pacientes jóvenes con COVID-19

El alto funcionario resaltó que el componente de esto es la suma de varios departamentos, como, por ejemplo, la segunda ola de contagios en Alto Paraná, que habla de la dispersión de casos que se ha dado desde las fiestas de fin de año y las semanas consiguientes. “En Central, si bien tuvimos semanas con más casos, esto refleja lo que expresé. El aumento es más importante en otros departamentos, como Alto Paraná, Itapúa y Misiones, donde el número de casos está llegando a doblar a los que tenían en otros meses”, declaró.

Con relación a Concepción, Mazzoleni mencionó que se da un doble problema, ya que se tiene al COVID-19 y al dengue. Condiciones similares también se están dando en el departamento de San Pedro. En cuanto al resto de los departamentos, señaló que se mantienen en situaciones relativamente estables.

A pesar de vacunas, hay todavía lucha por delante

En otra parte de su informe, el secretario de Estado refirió que estamos en un momento bastante difícil de la pandemia pero dijo que sin ninguna duda hay una luz de esperanza que va ir mejorando gradualmente con la llegadas de la vacunas. “Es un elemento importante la vacuna pero más importante es sostener las medidas de protección. Debemos sostener el uso de las mascarillas, el distanciamiento, el lavado de manos”, continuó.

A consideración del titular de la cartera sanitaria, en cuanto no exista una distribución equitativa de las vacunas, no va alcanzar a nadie para tener seguridad sobre el contagio del virus. “Porque siempre va estar latente la amenaza de una nueva distribución del virus. No obstante, se ve a nivel mundial un descenso, con la incorporación de las vacunas se ve un poco más cerca la luz al final del túnel de una batalla que todavía va ser intensa”, resaltó.

Podés leer: COVID-19: “Realmente estamos pasando un momento bastante crítico”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar