La Policía Nacional y la Fiscalía realizaron un operativo en una estancia denominada El Tigre, ubicada en el departamento de Alto Paraguay, Chaco paraguayo, donde fueron detenidos cuatro hombres e se incautaron de 1.344 kilos de cocaína y una avioneta, entre otras evidencias durante la madrugada y mañana de este jueves.

El procedimiento se realizó al inicio en búsqueda de ganado robado; sin embargo, la sorpresa de los intervinientes fue grande al encontrar una megacarga de cocaína. Durante el operativo cuatro personas fueron detenidas cuyas identidades aún no trascendieron, en tanto que no se encontró dinero en efectivo, aclaran.

El lugar pertenecería al narcotraficante brasileño Jarvis Chimenes Pavão. Según los intervinientes, se concretó un golpe económico de entre 5 y 7 millones de dólares. El procedimiento se realizó a 950 kilómetros de Asunción, en la frontera misma con Bolivia, precisaron.

Los agentes hallaron más de una tonelada de cocaína, una avioneta con documentación boliviana y 34 barriles de 200 litros de acetona, equivalentes a 6.800 litros, que constituye un precursor químico, además de vehículos y otras evidencias.

“El establecimiento está en la frontera con Bolivia. También encontramos en el lugar una avioneta. La droga incautada es de 1.344 kilos. El establecimiento pertenece a Jarvis Chimenes Pavão y estaba siendo administrado por el abogado Waldimiro Imas”, expresó el fiscal Arriola.

Lea también: Capturan en Hernandarias a un traficante de drogas buscado por Brasil

Denuncia de abigeo

El operativo se inició con una investigación de robo de ganados, pero encontraron más de 1.300 kilos de droga. “Mi colega visitó la estancia días pasados por una denuncia de abigeato. Ellos no se percataron de nada raro porque pensaron que era solo una investigación de abigeato, pero hace tiempo les estábamos investigando”, explicó el fiscal del caso.

La avioneta habría realizado un aterrizaje forzoso ya el pasado viernes debido a que se encontraba inservible. El fiscal manifestó que la carga de cocaína coparía 4 avionetas en total. “El Chaco no cuenta con radares, es zona libre para el tránsito aéreo. Es vía libre, nadie controla, son 6 o 7 vuelos por semana”, afirmó Arriola.

La cocaína llegaba desde Bolivia, mientras que trasladaban la droga ya procesada en camiones nuevamente hasta este país. “En este operativo trabajamos directamente con la Policía Nacional. La Senad no tuvo nada que ver con este operativo. Para el operativo tuvimos francotiradores y varios operativos de la Policía Nacional en unas 20 camionetas”, precisó Arriola.

Lea también: Senad: es imposible controlar 3.500 contenedores mensuales que salen del país


Dejanos tu comentario

10H

¿Está de acuerdo con que los gastos sociales de las binacionales sean destinados a Salud?

Click para votar