Una mujer distribuidora de cocaína tipo crack escondió las dosis de las drogas dentro de la ropa interior de su hija menor de edad cuando se percató del allanamiento de agentes de la Senad, esta tarde de jueves en Asunción.

El hecho se registró pasadas las 14:00 de este jueves en una vivienda ubicada en el barrio Republicano de la capital, lugar donde se produjo la detención de una mujer que comercializaba crack, identificada como Laura Elizabeth Gamarra de 35 años de edad.

Los agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) informaron que ya estuvieron en el mismo lugar hace un mes atrás, ocasión en que la mujer ya fue detenida con drogas. En dicha oportunidad también escondió la sustancia dentro de la ropa interior de su hija. “Llama la atención que estaba libre nuevamente y volvió a vender crack. El Juzgado le otorgó prisión domiciliaria”, indicaron desde la agencia.

Por procedimiento todas las personas que se encuentren en el lugar allanado son sometidas a chequeo corporal. En el caso de las mujeres por personal femenino. En el caso de menores es la madre la que debe revisar a la menor bajo orientación y control de una agente.

Se conoció a través de denuncias sobre la continuidad de las acciones de la mujer, sin reparos frente a las medidas judiciales impuestas. En este último operativo los intervinientes dieron con la incautación de alrededor 8 gramos de crack. Desde la secretaría preocupa el alto nivel de reincidencia, así como también la facilidad con la que los proveedores son beneficiados con medidas alternativas a la prisión.

Podés leer: COVID-19: notificarán el fin de semana a 2 mil médicos sobre hora y lugar de vacunación

Cae microtraficante en centro capitalino

En otro procedimiento desplegado en un edificio céntrico de Asunción, con ubicación en las calles Manduvirá y Juan E. O’Leary, capturaron a Juan José Formigli, de 29 años, traficante de cocaína, quien citaba a sus compradores hasta el segundo piso del edificio, donde se encuentra el departamento intervenido.

El hombre admitió que no tomaba la modalidad de delivery, ya que la consideraba riesgosa. De su inmueble fueron incautados unos 38 gramos de cocaína, a lo que se sumó una sustancia líquida denominada Popper, la cual será sometida a análisis.

De esta forma, dos operativos, casi en simultáneo, dieron como resultado la intervención de dos focos de distribución de drogas para dos mercados de consumo de distintos, por un lado crack y por el otro clorhidrato de cocaína.

Podés leer: Música y “chupi” hasta en parques nacionales: Mades recuerda que no son balnearios

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar