Representantes del Ministerio Público confirmaron que tal como se venía mencionando, efectivamente hay al menos seis fallecidos tras el amotinamiento registrado esta tarde en la penitenciaría de Tacumbú, se trata de personas privadas de su libertad. Sin embargo, no se descarta que más reclusos hayan sido asesinados durante el disturbio.

Los datos manejados son aún preliminares, por lo tanto no es posible dar a conocer las identidades de las víctimas, por el momento, mencionó el fiscal Giovanni Grisetti, luego de verificar el establecimiento penitenciario. Agregó que todavía faltan registrar varias zonas del penal.

Los cuerpos serán trasladados hasta la Morgue Judicial para las inspecciones de rigor. Familiares de los internos quienes desde la tarde están en el lugar cuestionaron la falta de información y exigen saber noticias sobre sus familiares recluidos.

Exigen igualdad

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, luego de reunirse con los líderes del amotinamiento en la penitenciaría de Tacumbú, explicó que los mismos exigieron igualdad con los reos de todas las penitenciarías del país.

“Nos pidieron explicaciones del motivo del traslado a la Agrupación Especializada del recluso Orlando Efraín Benítez, hemos informado que la decisión fue por una posible fuga y ellos entendieron. Nos pidieron que el trato sea por igual para todos los reclusos de todas las penitenciarías del país”, explicó la ministra.

Confirmó también que la situación está bajo control y que los reos dieron su palabra de que no habrá más represalias.

Cecilia Pérez, ministra de Justicia. Foto: Christian Meza.

De la misma manera confirmó que un guardiacárcel fue derivado a un hospital, ya que es asmático y se descompensó a causa del gas lacrimógeno.

Te puede interesar: Motín en Tacumbú: recurrieron a balines de goma para dispersar a los reclusos

Antecedentes

Todo se inició cuando se produjo una requisa por el traslado de un interno sindicado como proveedor de sustancias prohibidas dentro del reclusorio.

Cerca de las 17:00 de esta tarde nuevamente se produjo un amotinamiento, esta vez con la quema de colchones y con la resistencia plena de los internos. Ante esta situación, se tuvo que recurrir a la fuerza mediante los antimotines, quienes tuvieron que realizar disparos de balines de goma para dispersar a los reos.

Los bomberos están intentando controlar el fuego, ya que la humareda ya invade toda la zona, afectando a los internos, funcionarios, transeúntes y vecinos. El ambiente dentro del centro de reclusión sigue muy caldeado.

Lee también: Motín en Tacumbú: llegó la ministra Pérez y arrancó negociación

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar