Continúa tensa la situación en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, donde al menos 18 guardiacárceles estaban como rehenes pidiendo la llegada de la ministra de Justicia, Cecilia Pérez. La secretaria de Estado ahora se encuentra en el penal y arrancaron las conversaciones. Asimismo, algunos de los rehenes ya fueron liberados; sin embargo, otros estarían todavía retenidos.

Habría fallecidos

Asimismo, por redes sociales comenzaron a correr fuertes imágenes de posibles personas fallecidas en el interior del penal. En ese sentido, se convocó a representantes del Ministerio Público debido a la presunción de que habría fallecidos en el interior de la cárcel.

En principio se habló de dos fallecidos, luego se dijo que podrían ser 15 y en los últimos minutos incluso sostienen que serían 20 las personas muertas, todos internos. Sin embargo, hasta el momento no se confirmó que haya personas muertas, aunque sí se convocó al personal de Criminalística de la Policía Nacional, lo que hace presumir que podrían haber cadáveres en el interior.

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, se encuentra en la institución para apaciguar la tensión entre los internos. En las fotos que circulan se puede visualizar incluso a reclusos que supuestamente fueron decapitados. Sin embargo, no se sabe si las imágenes son de ahora o de otro motín en que sí hubo fallecidos.

Lea también: Tensión en Tacumbú: guardiacárceles fueron tomados de rehenes

Desde que se supo el amotinamiento, los familiares de los reclusos denunciaron la presencia de heridos en el sitio. Más tarde, ya hablaron de personas fallecidas y exigían que puedan garantizar la vida de sus seres queridos.

Aunque hubo versiones de que el incendio fue controlado, ahora los bomberos voluntarios se alistan para ingresar nuevamente a verificar la situación en que se encuentra el penal. Se estima que continúan focos de incendio, por lo que se autorizó el ingreso de al menos 20 voluntarios.

Antecedentes

El motín se inició tras el traslado de un supuesto proveedor de drogas, identificado como Orlando Efraín Benítez, quien fue trasladado a la Agrupación Especializada luego de un cateo en el que habrían encontrado droga en su poder. El mismo seguirá preso por robo a cajeros de bancos y por pertenecer supuestamente al Primer Comando Capital (PCC).

El hombre poseía una cantina en la cárcel de Tacumbú, donde vendía productos permitidos; sin embargo, se descubrió que también comercializaba drogas. En consecuencia, realizaron la quema de colchones como señal de protesta por el traslado de un recluso a la Agrupación Especializada.

Te puede interesar: Motín en Tacumbú: recurrieron a balines de goma para dispersar a los reclusos

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar