Al menos 18 guardiacárceles habrían sido tomados como rehenes, según informes preliminares de los medios de comunicación apostados frente a la Penitenciaría Nacional de Tacumbú. Aún no se puede controlar el amotinamiento, donde sigue el incendio y los bomberos no pueden ingresar para controlar las llamas.

Aunque la Policía dice que la situación está controlada, los voluntarios se vieron obligados a replegarse debido a la tensa situación que se vive en el interior del penal, ya que fueron ellos los que informaron que hay guardiacárceles que fueron tomados como rehenes, mientras que algunos policías salieron no solo heridos, sino además completamente desorientados.

“Están atajados porque gracias a eso la Policía no nos entra a balazos”, dijo un recluso en entrevista con Unicanal. El reo exigió la presencia de la ministra de Justicia, Cecilia Pérez. En la nota aseguran que fueron repelidos a balazos en la mañana, por lo que ahora exigen la presencia de la ministra. Exigen igual para que todo vuelva a estar en paz.

En tanto, en medio de la desesperación por parte de los bomberos, policías y familiares, los internos no dan tregua y siguen presionando, pues cada policía que ingresa vuelve a salir con los ojos llorosos por el humo y los gases lacrimógenos, sin poder controlar la situación.

Según un bombero, tienen orden de replegarse por la zona por falta de seguridad con la promesa de que cuando la situación esté controlada, puedan volver a ingresar para controlar el incendio. “Un policía volvió a salir porque sintió un golpe, al parecer con un machete”, dijo en contacto con C9N el capitán Cristian Vázquez.

Afirmó que hay mucho humo y no se puede distinguir a las personas. Así también, que los gases lacrimógenos están afectando a la propia policía que aún no puede poner orden en el interior del lugar y no descartan la posibilidad de haya personas fallecidas.

Por su parte, los familiares de los internos claman por una respuesta, hay personas mayores de edad e incluso mujeres embarazadas que están siendo asistidas por los bomberos que se instalaron en la zona. En total, hay unos seis camiones de bomberos.

Los familiares denuncian que hay un guardiacárcel bajo los efectos de alcohol y que está maltratando a las personas que claman por saber de sus familiares. “Necesitamos una respuesta, saber de nuestras familias”, gritan.

En estos momentos, en el interior de la penitenciaría se encuentran policías y bomberos de la Policía Nacional tratando de controlar y salvaguardar la vida de los internos, funcionarios y guardiacárceles. Este conflicto arrancó cerca de las 17:00 de hoy martes.

Lea también: Reclusos se amotinaron tras consumir bebidas preparadas a base de alcohol para desinfección

Todo se produjo tras el traslado del proveedor, identificado como Orlando Efraín Benítez, quien fue trasladado a la Agrupación Especializada. El mismo seguirá preso por robo a cajeros de bancos y por pertenecer supuestamente al Primer Comando Capital (PCC).

El hombre poseía una cantina en la cárcel de Tacumbú, donde vendía productos permitidos; sin embargo, se descubrió que también comercializaba drogas. En consecuencia, realizaron la quema de colchones como señal de protesta por el traslado de un recluso a la Agrupación Especializada.

Te puede interesar: Controlan amotinamiento en Tacumbú tras traslado de peligroso reo

Foto: Néstor Soto.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar