La licenciada en enfermería, Blanca Vaccari, madre del joven José Daniel Zaván Vaccari, viajó por vía terrestre durante 14 horas por más de 700 kilómetros desde Fuerte Olimpo, Chaco, hasta Asunción para ver a su hijo que se encuentra estable, pero en grave estado en la unidad de terapia intensiva del Hospital de Trauma.

La mujer manifestó que se enteró del accidente a través de un grupo de WhatsApp, donde pasaron la información y la foto del hecho. Su hijo viajó hasta Asunción para inscribirse en el segundo año de la carrera de Ingeniería Agronómica de la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Ella es viuda y José es único hijo.

Lea más: “Mucha esperanza” reportan médicos sobre único sobreviviente de accidente aéreo

“Me enteré del accidente a través de un grupo de WhatsApp, pasaron allí la información y la foto. Mi hijo tenía tiempo hasta el viernes para inscribirse en la UNA, segundo año de agronomía. Como no tenemos medio de transporte ni cómo llegar para venir a la capital, pedimos el favor a las Fuerzas Armadas”, afirmó la madre.

Una vez que se enteró de la tragedia, la mujer tomó coraje para llamar a los contactos de la Fuerza Aérea sobre el accidente. Entonces inició sus preguntas para saber si su hijo estaba con vida tras el hecho en que siete personas fallecieron tras el accidente aéreo ocurrido en la Fuerza Aérea Paraguaya.

“Me dijeron que mi hijo estaba vivo”

“Al enterarme grité tan fuerte, asusté a todos mis vecinos, como somos un pueblo chico, enseguida todos estaban en casa y comenzamos a orar. Cuando estábamos rezando, recibimos la noticia de que mi hijo estaba vivo y que estaba siendo llevado al hospital. Cuando estábamos rezando más fuerte recibí una llamada, me dijeron que mi hijo estaba vivo y que lo estaban trasladando”, afirmó la madre.

Desde un primer momento, la mujer manifestó que mantuvo esperanza de que su hijo sobreviviera al accidente aéreo del que aún no tenía mucha información. Insistió con preguntas al personal de la Fuerza Aérea para saber si su hijo continuaba con vida. En vista que tardaron en confirmarle la situación a la mujer.

Lea también: Aeronave se encontraba en perfectas condiciones y con mantenimiento al día, aseguran

“Yo tenía fe. Fue la primera vez en mi vida que tanto le bendije a mi hijo antes de que subiera al avión. Inclusive la gente de Fuerte Olimpo me decía que estaba haciendo bien porque le estaba bendiciendo. Yo siempre le bendigo a mi hijo, me dijeron para bendecir a la tripulación, lo hicimos y salieron de Fuerte Olimpo sanos y salvos hasta que pasó la tragedia”, expresó entre lágrimas la madre.

“Pude verlo y decirle que Dios le ama mucho”

José mantiene el sueño de continuar sus estudios, comenzar las clases, además de seguir trabajando en la comunidad en la producción de miel, trabajando como apicultor junto a su madre. El joven tiene proyectos de cuidar el medio ambiente y servir a su comunidad. Se trata de una persona muy aplicada en sus estudios que también forma parte del grupo de exploradores de Don Bosco.

“Ya estoy acá, ya pude verlo y decirle que Dios le ama mucho. Él es mi único hijo. Duele ver a un hijo así, cuando horas antes lo viste salir y estando muy bien. Mucho tiempo no se puede estar en terapia intensiva, porque están otros pacientes, pero el tiempo que pude estar con él, me dio la oportunidad de decirle que Dios está con él”, manifestó la madre.

El joven de 19 años, José Zaván, único sobreviviente del accidente aéreo ocurrido en Luque, continúa en estado grave a causa de las múltiples lesiones sufridas. Sin embargo, el director del Hospital de Trauma, doctor Agustín Saldívar, manifestó esta mañana que de momento su vida no corre peligro.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar