El doctor Roque Silva, director de la XI Región Sanitaria (Central), manifestó que el mayor temor de los médicos es cuando se acerca el fin de semana y aumentan las fiestas clandestinas, donde jóvenes irresponsables comparten sin ninguna medida sanitaria que ralentice el contagio del COVID-19.

En conversación con la 800 AM, el director sanitario del departamento Central comentó que durante los últimos días se tuvieron números bajos del COVID-19 a nivel país. No obstante, mencionó que Central mantiene el porcentaje de positividad. “50% de los casos que actualmente se muestran en el informe diario está asentado en Central. Si sumamos capital, tenemos 75% a 80% de los casos a nivel país”, expresó.

Podés leer: Relajo tras apertura de fases tuvo consecuencias y piden que no pase lo mismo con las vacunas

En ese sentido, el médico mencionó que el ritmo de contagio siempre es importante en ciudades de Central y señaló que son cinco las que están en alerta, tales como San Lorenzo, con casi 10 mil casos desde el inicio de la pandemia; Lambaré, Luque, Fernando de la Mora y Capiatá. Otras ciudades que se acercan a esta franja son Mariano Roque Alonso, Villa Elisa y Ñemby, con casi 30 a 40 casos positivos de forma diaria.

“La gente en un relajo y en un descuido de las medidas es infectada. Es preocupante. Si sumamos esas 5 ciudades en rojo y Asunción, estamos hablando de más de 50 mil casos. Evidentemente no se cuidan de la forma en que deberían”, indicó.

Se pasean sin esperar el resultado del hisopado

Mencionó el caso de la joven que teniendo síntomas y aún sin su resultado de hisopado, fue hasta el polémico concierto en San Bernardino, el viernes pasado, y luego fue a almorzar con sus abuelos, el domingo, dando finalmente positivo a la enfermedad el lunes pasado. “La mayoría de los visitantes de San Bernardino son centralinos. Allá se aglomeran, pero el virus estalla en sus ciudades de origen”, aseveró.

Recordó también que durante los primeros días de enero se registraron casos donde más fueron los centralinos durante las fiestas en departamentos como Paraguarí, Itapúa, Caaguazú y Cordillera. “Repartimos el virus a otras regiones. Nosotros no estamos hablando de hacer un encierro, sino de una salida responsable. Cosa que lastimosamente no se da en los jóvenes”, indicó.

El médico manifestó que los jóvenes no son responsables y que representan el temor de los médicos de cada fin de semana por la realización de fiestas clandestinas y sin ninguna de las medidas sanitarias. “Es una cuestión de consciencia, si tengo el menor de los síntomas, debo hisoparme y luego aislarme hasta tener el resultado. No estar saliendo a repartir el virus”, culminó.

Te puede interesar: Sequera: “En los diferentes rincones del país estamos viendo un aumento de casos”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar