Una ciclista, de 27 años, llamada Patricia Guedes, fue atropellada por un automovilista cuando se dirigía a su puesto de trabajo, el pasado viernes. Ella fue trasladada a dos centros asistenciales para recibir primeros auxilios, pero ante la falta de insumos en el Hospital General de Calle’i en San Lorenzo y en el Hospital de Trauma en Asunción fue derivada a un sanatorio privado para ser atendida debido a las múltiples fracturas.

Afirmó que el conductor de una camioneta aceleró e impactó contra su bicicleta, mientras se encontraba aguardando el cambio de semáforo en rojo al encontrarse a solo una cuadra de su vivienda en Asunción. La peor parte se llevó una de sus manos que corrió riesgo ante la sangre coagulada por la falta de primeros auxilios. La joven relató todo su calvario en la red social Twitter y lo sucedido se viralizó en pocas horas.

Lea también: Salud busca aumentar camas de UTI en sanatorios para derivar pacientes

La joven quedó tendida en el asfalto sin la ayuda del automovilista, entonces pidió a una señora que tome su teléfono celular y llame a sus allegados. Guedes no podía movilizarse ni sentir sus piernas en ese momento. “El conductor no había llamado a nadie a pedir ayuda. Llega mi familia y llama a toda la unidad de ayuda, nadie llega, una ambulancia llega una hora después”, afirmó Guedes.

Lamentó que quedó en el suelo durante al menos una hora hasta que contrataron los servicios de una ambulancia del sector privado que la trasladó primeramente al Hospital de Calle’i, donde le manifestaron que no contaban con personal ni insumos para atenderla. Luego tampoco fue recibida en el Hospital de Trauma por falta de médico de guardia, según relató la joven.

Lea también: Familias hospitalizadas por COVID-19: “Todos contagiados en fiestas”, lamentan

Iniciará acciones legales

“Contratan una ambulancia privada, me traslado hasta el Hospital de Calle’i, pero lastimosamente no contaban con insumos ni personal de guardia a pesar de hacerme la radiografía que señalaba múltiples fracturas. Luego me derivan al Hospital de Trauma donde tampoco logro que me atiendan porque la médica de guardia tuvo que entrar a una cirugía urgente”, expresó Guedes en contacto con 1000 AM.

Señaló que la peor parte recibió una de sus manos que se encontraba muy afectada para cuando llegó al hospital. Incluso corrió el riesgo de perder el miembro ante la tardanza para su debida atención. “Me quedó la mano por debajo, por suerte no fue el pecho o la cabeza. Estoy luchando ahora por recuperar la mano que pude haber perdido, si esperaba un poco más por la falta de atención perdía el miembro si me quedaba ambulando detrás de los hospitales públicos, lastimosamente”, afirmó.

Lea más: COVID-19: “Plan C ya sería elegir quién ingresa a terapia y quién no”

La mujer afirmó que el conductor del vehículo no se presentó en ningún momento para consultar cómo se encuentra ni mucho menos hacerse cargo de los gastos médicos. Sin embargo, ya fue identificado por su familia que iniciará acciones legales.

Guedes ingresará a cirugía para tratar sus múltiples fracturas, específicamente la mano, siendo que su familia correrá con los gastos médicos. “Tengo que salvar mi mano, la que me da el sustento. No sé dónde quedó la humanidad, no sé cuándo mierda va a mejorar este país. Solo sé que me duele vivir en él, y que está minado de gente de mierda. Me duele vivir”, escribió en su cuenta de Twitter.

Dejanos tu comentario

20H

¿Cómo califica la gestión del Gobierno en la compra de vacunas anti-COVID?

Click para votar