Desde mañana sábado 16 de enero se habilitan al público en general, bajo medidas sanitarias, un total de 92 balnearios en varios puntos del país, por disposición del Ministerio del Ambiente. Se anuncian controles aleatorios en dichos establecimientos veraniegos para verificar el cumplimiento de los protocolos.

Al respecto, Julio Mareco, director de Fiscalización del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), expresó que la citada cantidad de balnearios ya cuenta con su declaración de impacto ambiental, además del visto bueno por parte del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) con respecto a las medidas sanitarias para evitar la propagación del COVID-19.

“Estaremos controlando las documentaciones ambientales de estos balnearios habilitados, como así también de aquellos que abren al público y no cuentan con el documento. Además, hay requisitos de Salud sobre el cumplimiento del protocolo sanitario, con más razón en los municipios donde se cuenta con más contagios del virus”, señaló, durante una entrevista radial con la 1020 AM.

Podés leer: “Pasarela de oro”: no tuvieron en cuenta a arquitectos para proyección de la obra

El funcionario destacó que los balnearios a habilitarse desde este fin de semana corresponden a los departamentos de Cordillera, Paraguarí, Itapúa, Concepción, entre otros. “Vamos a realizar los controles aleatorios. En el aspecto ambiental lo que se controla es la calidad de agua. Se debe tener el resultado de análisis de las aguas para que bañistas puedan acudir a las aguas sin ningún inconveniente. Para la presentación del impacto ambiental es fundamental este requisito. Se hacen análisis de aguas arriba y aguas abajo en caso de arroyos. Y estos se deben actualizar mensualmente”, comentó.

Desde este fin de semana, los controles arrancarían en Cordillera, según adelantó, y proseguirán con el resto de los departamentos en la semana que viene. Mareco reconoció que son pocos funcionarios, un total de 12 fiscalizadores, que se encargan de los controles, por lo que indicó que las verificaciones aleatorias son la única opción de seguimiento de las medidas.

Por último, advirtió que los propietarios de dichos establecimientos veraniegos que incumplan con las disposiciones ambientales y sanitarias impuestas por el Gobierno, se exponen a multas que van desde los 3.000 hasta los 20.000 jornales, de acuerdo a la gravedad del caso.

Lea también: Mazzoleni lamenta retraso de Covax para proveer vacunas al Paraguay

Dejanos tu comentario

16H

Si tuvieras que calificar la gestión de Mario Abdo durante esta pandemia, ¿qué nota le pondrías?

Click para votar