Desde el Sindicato Nacional de Directores de Instituciones Educativas Públicas (Sinadi) pidieron al Ministerio de Educación mantener las clases virtuales para el sector público hasta por lo menos el primer semestre del presente año. Aseguran que no existen garantías de bioseguridad que eviten un contagio masivo del COVID-19 en caso de clases presenciales.

Eso fue lo manifestado por el Lic. Miguel Mareco, titular del Sinadi, en conversación radial con la 1000 AM. “No estamos hablando de colegios privados, que son pocos. Estamos hablando de 9.500 instituciones educativas, entre escuelas y colegios públicos. Estamos hablando de 1.600.000 estudiantes y aproximadamente 75.000 docentes”, expresó.

Podés leer: Estancia Pindó, tierra de nadie: “La situación está descontrolada”, dice abogada

El también profesor refirió que esa es la franja educativa que desde el 2 de marzo iniciará con las clases híbridas; entre clases virtuales y presenciales. “De acuerdo al plan mágico que intenta implementar el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC)”, según declaró.

Mareco mencionó que la posición del sector que representa, con base en los indicadores en terreno, la experiencia e idoneidad, es la de que el primer semestre se mantenga la educación a través de medios telemáticos y mediante la entrega de materiales didácticos a los alumnos.

“Pedimos que se siga con las clases virtuales y con los materiales de apoyo pedagógico que en la segunda etapa del año pasado se han implementado. No tenemos un sistema de bioseguridad que garantice que no va haber un contagio comunitario”, refirió.

Podés leer: MEC garantiza cumplimiento de protocolos para la vuelta a clases

El académico aseveró que en las diferentes instituciones educativas no se encuentran con los elementos mínimos exigidos por el protocolo sanitario, tales como el lavadero de manos, termómetros, jabón, toalla. “Los baños de las escuelas y colegios están un desastre. En algunos distritos no hay ni agua. Esto ocurre en capital, Central y los grandes departamentos”, concluyó.

El viceministro de Educación, Robert Cano, señaló la semana pasada que no se puede poner en riesgo a los alumnos y docentes con el retorno a clases presenciales. Destacó que se va a cumplir con todos los protocolos establecidos por Salud Pública en el marco de la pandemia del COVID-19.

“Tenemos que acatar las disposiciones para reducir el riesgo de contagio entre los estudiantes. Entendemos que hay gremios docentes que están de acuerdo con la vuelta de las clases presenciales y otros que no”, dijo el viceministro.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar