Preocupa el incesante aumento de casos de COVID-19, principalmente en el departamento Central. El doctor Roque Silva, director de la XI Región Sanitaria, manifestó que durante tres días se superaron los 1.000 contagios a nivel país y se alcanzó el pico de hospitalizados a causa del virus con más de 840 pacientes.

“Un dato no menor es la cantidad de internados que llegamos a tener, 840, de los cuales 142 estuvieron en terapia intensiva. Los números de ayer fueron un poco alentadores en el tema de internados. Hoy tenemos una ocupación de camas de terapia intensiva del 100% en el sistema público. Si hoy una persona necesita una cama en UTI, esa cama se consigue en el sector privado”, expresó Silva.

Temor al colapso sanitario

El profesional indicó que existe el temor en que colapse el sistema sanitario a causa de un crecimiento exponencial de contagios por COVID-19 y la falta de camas en hospitales. Aseguró que esta situación se debe al nulo control de las medidas sanitarias y al relajamiento de la ciudadanía. Lamentó que el departamento Central cerró con casi 3.000 casos en una semana.

“Muy preocupado, prácticamente con 3.000 casos va a cerrar Central en una semana, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. El relajamiento de la gente en las calles y por último la ocupación de camas. Tenemos todas las aristas que si no revertimos con las nuevas restricciones que van a salir podemos vivir una situación como la que vivieron Perú, Bolivia y Ecuador, con un colapso del sistema sanitario”, afirmó Silva.

“Esto se nos puede ir de las manos”

Al mismo tiempo solicitó mayores controles por parte de los órganos competentes como la Policía Nacional y el Ministerio Público. “Realmente esto se nos puede ir de las manos. Esta es la primera vez que tenemos 100% de ocupaciones de camas de terapia intensiva en el sector público. Las dos primeras semanas de octubre, donde tuvimos ese aumento sostenido de casos, no la tuvimos aquella vez”, manifestó Silva en contacto con el canal GEN.

Lea más: No volveremos a cuarentena total, confirma Salud

Igualmente señaló que no existe sistema sanitario que pueda sostener el aumento de contagios y que “no está la solución en construir hospitales” debido a la permanencia de los internados de dos a tres semanas tras llegar a cuidados intensivos, mientras que los hospitalizados en sala común permanecen internados alrededor de 10 días.

“Con estas restricciones y el acompañamiento del control de la Policía Nacional y la Fiscalía, sí se puede ayudar a descender los números. Acá las actividades formales como ir al shopping, ir a una boda o ir al trabajo se adaptan a los protocolos. Cuando esos eventos se hacen de forma informal en los barrios, con el fútbol o las actividades en las bodegas, ahí la gente no cumple el protocolo. Es por eso que tenemos este repunte de casos que es muy importante”, expresó Silva.

Mayores restricciones para eventos infantiles

En otro momento señaló que el trabajo por cuadrillas permite que las personas continúen trabajando tanto desde la empresa como desde la casa. Además señaló que se analizarán mayores medidas en los eventos infantiles debido que los propios padres no toman los cuidados suficientes entre los niños.

“Es muy difícil controlar en los cumpleaños que los chicos no se junten con otros núcleos. Lo mismo ocurre en las plazas, donde la gente se mezcla con otros núcleos. El tema está en que el chico está sin síntomas y termina contagiando a otras personas y es ahí donde se genera el problema”, explicó Silva.

Solo el 30% de los paraguayos accederá a vacuna

Manifestó también que las vacunas contra el COVID-19 pueden distribuirse y aplicarse en los territorios donde se desarrollan en el mundo entero como Reino Unido o Rusia. “No tenemos una fecha estimada de la vacuna, se piensa que puede llegar en el primer semestre del próximo año. Hay que entender que la vacuna no va a ser para todos, sino para un 30% de la población paraguaya”, declaró Silva.

Lea también: Cifra de contagiados por el COVID-19 no deja de subir en este diciembre, hoy suman más de 1.000

Por otro lado, el director de la XI Región Sanitaria señaló que no cuentan con el reporte de ningún brote de COVID-19 entre los estudiantes de tercer curso que regresaron a clases presenciales para finalizar el colegio, por lo que se cuenta con indicadores positivos para un eventual regreso el año que viene cumpliendo con las medidas sanitarias. “No tenemos ninguna información de ningún brote y mirá que chequeamos en cada distrito”, finalizó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar